Actualizado 26/06/2013 16:20:31 +00:00 CET

La FAD subraya que no se pueden seguir empleando "las mismas fórmulas" en la lucha contra la drogadicción

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Actualmente, no se pueden seguir empleando "las mismas fórmulas" en la lucha contra la drogadicción, según ha señalado este miércoles el director general de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas de Naciones Unidas.

A su juicio, es necesario hacer hincapié en el riesgo que supone la invisibilidad de los problemas ligados a las drogas "y su integración en el tiempo de ocio de los más jóvenes como un producto de consumo más". Para él, es necesario aprender a convivir con las drogas "para minimizar su presencia".

En este sentido, Calderón indica que algunos de los consumidores son muy jóvenes, los cuales pueden sufrir otra serie de consecuencias muy importantes, como" fracaso escolar o violencia juvenil". Pero, pese a ello, y según el barómetro del CIS, las drogas "bajan cada vez más en la escala de preocupaciones de los españoles".

De ahí que Calderón hable de la invisibilidad de los problemas de su consumo, lo que repercute en que "la presión social baje y, por lo tanto, la respuesta institucional también". Por ello, desde la FAD alertan de que el mayor riesgo que los jóvenes temen en relación con el consumo es "el riesgo de la exclusión".

Además, manifiestan que "no se pueden equiparar todos los consumos, ni todas las sustancias", además de que el adicto no tiene la decisión de consumir o no. Añadido a ello, explican que los problemas que originan las drogas "no son sólo sanitarios", mientras que el estatus legal no altera la condición de drogas, "pero aconseja un tratamiento diferenciado".

Por otra parte, sostienen que los objetivos de las intervenciones "deben ser realistas", por lo que apuestan por revisar los modelos preventivos. Todo ello, teniendo en cuenta que también existen consumidores adultos.

Por último, la FAD expone un decálogo sobre drogadicción en el que indican que "los consumos son un fenómeno cultural que produce múltiples problemas y que puede ser un problema en sí mismo". Por ello, subrayan que "sigue estando justificado un Plan Global de Actuaciones", así como que la integración de los recursos asistenciales en las redes generales "no puede suponer una merma en la calidad y especialización de la atención".