Fabricantes de bebidas alcohólicas confían en que Mato no "repita" la ley del alcohol que intentó impulsar el PSOE

Actualizado 30/04/2013 16:41:01 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), Bosco Torremocha, confía en que la ley que prepara la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, para combatir el consumo de alcohol entre los menores "no repita errores del pasado" y no se asemeje a la propuesta por el anterior Gobierno socialista en 2006.

Hace unas semanas, la titular de Sanidad avanzó que estaba preparando una norma para frenar el consumo de alcohol en menores de 18 años y este lunes su departamento informaba que el futuro texto obligaría a los fabricantes de estas bebidas a advertir en los envases, mediante leyendas o rótulos, de la prohibición de su consumo antes de los 18 años.

Según ha reconocido el director de FEBE en una entrevista a Europa Press, esta medida presenta algunas "debilidades" en relación a su eficacia ya que, como apunta, "si los menores no deben consumir alcohol tampoco han de tener acceso a la botella, por lo que a lo mejor no tiene sentido ponerle esa advertencia ahí".

Además, defiende que se trata de una obligación que acarrearía una importante inversión para un sector "que lo está pasando francamente mal" en los últimos años tras una caída de las ventas y un aumento de los impuestos.

"El coste existe, y esto afecta tanto a exportaciones como a importaciones. Se puede imaginar lo que supone hacer un etiquetado específico para cada estado miembro en el marco de una cadena de producción", ha recordado.

Pero a Torremocha lo que más le preocupa, más allá de esta medida en concreto, es ver en qué línea irá esta norma, teniendo presente la propuesta que durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero lanzó la entonces titular de Sanidad, Elena Salgado, también para combatir el consumo de alcohol en menores.

Aquel proyecto de ley no llegó a iniciar su tramitación parlamentaria después de las críticas recibidas, tanto desde la oposición como desde el propio sector vitivinícola y de bebidas alcohólicas.

"Era un proyecto de la prohibición, porque desde los menores pretendía abordar otros espacios de manera poco realista y respetuosa con un sector que genera muchos puestos de trabajo e ingresos vía impuestos", ha recordado el director de FEBE, que confía en que ahora Mato "no repita errores del pasado".

PIDEN HACER CUMPLIR LAS LEYES YA EXISTENTES ANTES DE APROBAR NUEVAS

De hecho, a su juicio, "lo que hace falta no es tanto que haya nuevas leyes sino cumplir las que ya existen".

"Hay que pensar que para que un menor consuma alcohol siempre hay un adulto que se lo proporciona, y ahí habría que mirar actuar más", ha recordado Torremocha, quien también destaca la responsabilidad que juegan los padres en este aspecto. "Son los verdaderos responsables de todo lo que le ocurre a un menor", dice.

En cualquier caso, y a la espera de conocer el texto definitivo de la norma, desde los fabricantes de bebidas espirituosas confían en que el texto aborde esta problemática "desde un punto de vista más global" y, en ese sentido, muestra su disposición a colaborar con el Ministerio para tratar que los menores "no beban nada".

"Nuestro objetivo no es que la ley descarrile, pero debemos ver cómo entre todos, con leyes y sin leyes, ponemos el cascabel a este gato", ha concluido.