Publicado 20/05/2021 14:21CET

Extremadura valora que la incidencia "no ha sufrido un repunte importante" tras finalizar el estado de alarma

El consejero de Sanidad en rueda de prensa
El consejero de Sanidad en rueda de prensa - JUNTA DE EXTREMADURA

MÉRIDA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha valorado este jueves que la incidencia del coronavirus en Extemadura "no ha sufrido un repunte importante" tras finalizar el estado de alarma el pasado 9 de mayo.

Así, y ahora que ha pasado un periodo de incubación desde que acabó el estado de alarma, el consejero ha resaltado que las cifras de incidencia del coronavirus han sufrido una "cierta estabilización" en Extremadura alrededor de los 79 casos por cada 100.000 habitantes, y "no han sufrido un repunte que podíamos temer".

Ante esta situación, el consejero de Sanidad ha elegido la actitud "responsable y madura" de la sociedad extremeña, que "está permitiendo que tengamos muy controladas las cifras de incidencia".

En cualquier caso, ha alertado de que "esta enfermedad no entiende de edad" de tal forma que, en estos momentos, el grupo de edad más afectado es el 15 a 30 años, por lo que le ha instado a "extremar la precaución", y "proteger la estrategia de vacunación que es lo que nos puede aliviar".

Y es que, según los datos que ha aportado el consejero, la media de edad en los infectados, ingresados en hospitales y en UCI ha descendido de forma "llamativa" en los últimos días, al igual que en los fallecidos por Covid-19, cuya edad media ha descendido de 72 años a 63.

Por su parte, la edad media de los infectados ha pasado de los 38 o 39 años a los 37, mientras que la la edad media de los ingresados en el hospital ha pasado de los 59 a los 50 años y en el caso de los que necesitan UCI, de los 56 años ha caído a los 53.

CONTINÚA EN ALERTA 1

Respecto a la situación epidemiológica de la región, Vergeles ha resaltado que Extremadura continúa en nivel de alerta 1 y la incidencia acumulada se ha estabilizado en torno a los 80 casos por 100.000 habitantes.

En la actualidad, y con el objetivo de "ir a buscar el virus", se están realizando una media de 22.500 o 23.000 pruebas de diagnóstico de infección activa a la semana, en las que la tasa de positividad está en el 2,5 por ciento. Del total de positivos, un 81,5 por ciento son asintomáticos.

"Esto permite tener control sobre las cifras hospitalarias", ha señalado Vergeles, quien ha cifrado la ocupación de camas de agudos en el 1,4 por ciento y la de UCI, en el 5,7 por ciento, en ambos casos por debajo de la media nacional, que está en el 5 por ciento y el 17,7 por ciento, respectivamente.

VACUNACIÓN A LOS MENORES DE 40 AÑOS

Por otra parte, Vergeles ha anunciado que el Servicio Extremeño de Salud prevé vacunar contra la Covid-19 al grupo de 30 a 39 años en el mes de junio, por lo que se podría alcanzar la inmunidad de grupo a finales del mes de julio debido al "ritmo muy aceptable" que sigue la estrategia de vacunación en la región.

De hecho, según los datos que ha aportado, hasta el momento se han administrado 601.479 dosis en Extremadura, por lo que se ha vacunado al 44 por ciento de la población susceptible de ser inmunizada.

Además, se ha vacunado al cien por cien de los mayores de 70 años, mientras que a todos los mayores de 60 se les ha administrado una dosis; el 57 por ciento de todos esos mayores cuentan con vacunación completa y más del 34 por ciento de los que tienen entre 50 y 59 años también están vacunados.

VACUNADOS CON ASTRAZENECA

Finalmente, y respecto a los trabajadore esenciales menores de 60 años vacunados con una primera dosis de AstraZenece, el consejero extremeño de Sanidad ha explicado que el Consejo Interterritorial de Sanidad ha acordado que la vacuna que se les administrará en la segunda dosis será de Pzifer, aunque "como no existe prohibición científica de administrar la vacuna de AstraZeneca" sino que no se utiliza "por unos efectos trombóticos muy raros"

POr tanto, ha señalado que aquellas personas vacunadas con AstraZeneca en primera dosis, menores de 60 años, si quieren vacunarse con esta misma marca, "lo podrán hacer, pero previamente habiendo sido informados de lo que aparece en la ficha técnica de la vacuna, y firmando un consentimiento informado".

A juicio del consejero extremeño, este "es un paso muy importante, que respeta a una serie de trabajadores esenciales", a los que ahora se están en disposición de ofrecerles la vacunación con Pzifer en la segunda dosis, o bien continuar con AstraZeneca, previa firma de un consentimiento informativo.

Contador