Extremadura.- Parlamentarios regionales conocen su nivel de riesgo cardiovascular a través del perímetro de su cintura

Actualizado 01/06/2006 16:23:53 CET

MÉRIDA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los diputados de la Asamblea de Extremadura conocieron hoy su nivel de riesgo cardiovascular a través de la medición del perímetro de su cintura y otras pruebas diagnósticas, gracias a una campaña de la Sociedad Extremeña de Cardiología realizada durante toda la mañana en la Cámara autonómica bajo el lema "De la cintura al corazón".

Por los stands de mediciones dispuestos en el Salón de los Pasos Perdidos de la Asamblea pasaron el presidente de la institución, Federico Suárez, los vicepresidentes Primero y Segundo, los diputados Juan Ramón Ferreira y Teresa Bravo, o la consejera de Bienestar Social, Leonor Flores, entre otros.

Según explicó el presidente de la Asociación Sociedad Extremeña de Cardiología, Rafael Fernández Soria, el objetivo de la iniciativa, que ya se desarrolló con anterioridad en los parlamentos de Andalucía, Cataluña, País Vasco, Canarias, Galicia, Madrid y Castilla-La Mancha, es concienciar a los parlamentarios, y a través de ellos a la sociedad extremeña, de la importancia de controlar los factores de riesgo cardiovascular, en especial uno de los más importantes y desconocidos, la obesidad abdominal.

Una de las pruebas realizadas a los diputados fue la medición de la cintura, de tal modo que si supera los 102 centímetros en los varones y los 88 centímetros en las mujeres, estos sufren un riesgo cardiovascular, explicó Fernández, quien recordó que en España y en Extremadura las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la primera causa de mortalidad, tanto en hombres como en mujeres, así como que sigue existiendo una gran prevalencia de fumadores, de hipercolesterolemia, de diabéticos, etc.

Al respecto, advirtió que a pesar de que está disminuyendo el número de fumadores en el país y de que se está consiguiendo que las personas controlen la tensión y el colesterol, se está introduciendo una dieta "americana" que provoca la existencia cada vez mayor de niños obesos.

OBESIDAD ABDOMINAL

Asimismo, dijo que se avecina "un gran tsunami" con la obesidad abdominal, fundamentalmente en pacientes jóvenes, que en el futuro serán obesos y sufrirán mayor porcentaje de diabetes y producirán mayores enfermedades cardiovasculares, dijo. En este sentido, afirmó que si los pacientes hicieran una dieta, no fumasen y no tuviesen obesidad, se conseguiría reducir en al menos un 60 ó 70 por ciento las enfermedades cardiovasculares en la sociedad.

Dijo que una mala alimentación de la población joven provocará que en el futuro sean obesos, se conviertan en diabéticos, hipertensos y sufran enfermedades cardiovasculares

Por otra parte, Fernández recordó que dentro de una campaña de la Sociedad Extremeña de Cardiología realizada hace unos meses en Mérida, la capital autonómica registró la segunda mayor incidencia de obesidad abdominal y la segunda en el número de diabéticos de las 17 ciudades españolas en las que se desarrolló la campaña. "Esto implica que Mérida tiene más factores de riesgo cardiovascular que otras ciudades españolas", dijo.