Extender el modelo Muface a toda la sanidad española permitiría reducir el déficit público en más de 13.000 millones

Actualizado 05/03/2013 15:38:54 CET

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La universalización del Modelo Muface, que actualmente permite cubrir la asistencia sanitaria de los funcionarios, y su extensión a todo el Sistema Nacional de Salud (SNS) permitiría reducir el déficit público entre 13.000 y 16.000 millones de euros, según ha planteado el presidente de la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP), Gabriel Uguet, en el Libro Azul 'Sanidad 2020, un futuro incierto', promovido por el Círculo de la Sanidad.

En su presentación, Uguet ha querido dejar claro que esta propuesta la ha realizado "a título personal y desvinculada de la FNCP o de la sanidad privada" pero, como ha aseverado, permitiría "seguir garantizando" un sistema sanitario "universal y gratuito" que, actualmente, "está quebrado y es insostenible".

Para este experto, la sanidad española necesita un cambio de modelo similar al que afrontó Holanda hace unos años, cuando pasó de un sistema nacional de salud como el español a un modelo similar al que él plantea. "Pero no creo que aquí tengamos políticos con tanta valentía", ha reconocido.

"No bastan pequeños ajustes como los que estamos viendo, y el tema no se solventa haciendo pagar a los inmigrantes una cantidad por acceder al sistema o reduciendo el salario de los funcionarios", resalta Uguet.

El modelo Muface "para todos los españoles" propuesto ya permite atender cada año a unos dos millones de trabajadores de la Administración General del Estado (el 85 por ciento del total), que "voluntariamente renuncian a la sanidad pública para ser atendidos por aseguradoras privadas".

A estas aseguradoras el Estado destina una cuota fija con independencia de la atención que precisen. Según datos de 2009, por cada asegurado se pagaron 825 euros por paciente y año mediante este sistema y, en ese mismo año, se pagaron 1.280 euros por habitante por ser atendidos en el sistema público. Estos datos, según Uguet, demuestran que el modelo Muface "permite un ahorro del 35 por ciento".

Además, ha apuntado, en el coste per cápita del paciente incluido en el modelo Muface está incluido el gasto que supone cuando un paciente es atendido por la sanidad pública, cuyo coste es asumido posteriormente por la aseguradora. "Comparamos dos cosas exactamente iguales", ha dicho.

HOSPITALES ADAPTADOS AL LIBRE MERCADO

Este universalización del modelo traería "cambios importantes" ya que debería permitir la "libre elección de médico y centro", lo que haría que los centros públicos tuvieran que "adaptarse al libre mercado" y, o bien constituirse como empresas públicas, o bien privatizarlos "o cerrarlos si entienden que no son rentables o eficientes".

Asimismo, implicaría que los trabajadores "pasarían a cobrar por la eficiencia en la atención", algo que a su juicio "no debe ser un drama". "Para el trabajador que apuesta por el futuro no debería ser un drama, ya que se cobraría según resultados y productividad.

"El mercado aumentaría muchísimo, pero también la competencia, porque sería positivo porque al final tendríamos un mejor producto para el ciudadano", ha defendido.

Uguet también ha reconocido que, pese a esta universalización del modelo Muface, el Estado debería jugar un "papel regulador" a la hora de establecer un nomenclator común o un sistema de servicios y de precios común.

"Mi apuesta es un cambio de modelo que permita seguir garantizando un sistema universal y gratuito, y no un sistema funcionarial ni excesivamente politizado como el actual", ha defendido.

UN CAMBIO "POCO FACTIBLE"

El resto de autores del Libro Azul, en cambio, han considerado "poco factible" este cambio de modelo, según ha resaltado el catedrático en Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Valencia, José María Martín Moreno, quien se ha mostrado reacio a "romper todo el sistema ya creado".

También ha cuestionado la conveniencia de introducir este modelo el profesor Juan Manuel Cabasés, doctor en Economía y catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Pública de Navarra, quien ve "complicado" pasar a este nuevo modelo "cuando no está en ningún programa político".

"Desde el punto de vista teórico, lo mejor es imposible, ha puntualizado el presidente del Círculo de la Sanidad, Juan Ignacio Trillo, quien defiende que el modelo actual "lleva muchos años implantado". Además, ha añadido, "de nada sirve la libertad de elección si no sabemos donde están los mejores".