Publicado 24/05/2022 15:31

Una exposición en el Clínico muestra la experiencia de pacientes con cáncer de mama a través de Inteligencia Artificial

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, inaugura la exposición 'Cuadros con Esperanza', organizada por el Hospital público Clínico San Carlos de la capital.
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, inaugura la exposición 'Cuadros con Esperanza', organizada por el Hospital público Clínico San Carlos de la capital. - EUROPA PRESS

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La exposición pictórica 'Cuadros con Esperanza' mostrará hasta el próximo día 30 de junio en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid nueve cuadros realizados con Inteligencia Artificial (IA-Speech Analitics) para mostrar la experiencia de tres pacientes con cáncer de mama triple negativo que hablan sobre su diagnóstico, aceptación de la enfermedad y esperanza de cara al futuro.

La muestra ha sido inaugurada este martes por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y en ella colaboran la Asociación Cáncer de Mama Metastásico, el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y la Sociedad Española de Oncología Médica, entre otras entidades.

Cada año, se diagnostican en España 34.000 nuevos casos de cáncer de mama y se estima que en torno al 10-15% de ellos son triple negativo. Dentro de estos, el cáncer de mama triple negativo metastásico (CMTNm), que afecta fundamentalmente a mujeres jóvenes y premenopáusicas, es el subtipo más agresivo y solo el 12 por ciento de las mujeres que lo padecen sobreviven a los cinco años.

El CMTNm aún no tiene cura y las alternativas terapéuticas disponibles son limitadas. Ante el reto de dar solución a esta enfermedad, las pacientes con CMTNm reclaman una mayor entrada de la innovación y ven en la investigación su principal esperanza frente a esta patología de pronóstico tan terrible.

En este sentido, la iniciativa 'Cuadros con Esperanza', una experiencia artística promovida por Gilead, muestra las emociones y sentimientos de las enfermas reflejando los sentimientos y emociones por medio de colores
claros u oscuros que se plasman finalmente en las obras expuestas gracias a la Inteligencia Artificial (IA).

Gracias a esta tecnología de última generación se logran captar sus sentimientos y las variaciones en los mismos al dialogar sobre su enfermedad y al abordar temas como el diagnóstico, la aceptación o el futuro, destacando la importancia de la investigación e innovación, sinónimo de esperanza para estas pacientes. Toda esta información ha sido transformada en arte gracias a un novedoso proceso tecnológico robotizado.

Durante el acto, David Marín, senior BUD Oncología en Gilead, ha recordado que "el cáncer de mama triple negativo metastásico es el de peor pronóstico de todos los tipos de cáncer de mama". "Aquí no hay lazo rosa. Las pacientes son jóvenes, con una vida activa, con familia y trabajo; son mujeres que no pueden esperar, para las que cada día cuenta y para las que las opciones son muy limitadas. Por este motivo, en Gilead investigamos sin descanso para desarrollar innovaciones que nos permitan ofrecer soluciones y esperanza a estas mujeres, cambiar su pronóstico y colaborar con todos los agentes implicados. La innovación solo es útil si llega rápido a las pacientes", ha defendido.

En esta línea, Pilar Fernández, presidenta de la Asociación Cáncer de Mama Metastásico, ha recalcado que se trata de "una patología olvidada dentro del discurso social del cáncer de mama". Desde la Asociación inciden en recordar que el impacto del diagnóstico marca un antes y un después en sus vidas y que la investigación es el único camino hacia la solución.

"Lo que necesitamos es que la investigación avance porque la supervivencia y la calidad vida de estas pacientes de triple negativo dependen de los avances oncológicos, y que estos lleguen a todas las pacientes de forma equitativa", ha subrayado.

El doctor Fernando Moreno, médico especialista en Oncología del Hospital Clínico San Carlos, ha explicado que "comparado con otros subtipos de cáncer de mama, en el triple negativo es más frecuente que el diagnóstico ya se realice en una etapa avanzada". "Además, son tumores que tienen mayores riesgos de recaída y más precoz, comparados con otros subtipos. Sobre todo, se ve en los primeros años después del diagnóstico", ha concretado.

En este sentido, teniendo en cuenta el pronóstico grave del triple negativo metastásico, el especialista ha incidido en "la necesidad de mayor investigación, dado que las alternativas de tratamiento son más escasas y menos eficaces que en los demás". "Pretendemos conocer mejor cuáles son las características biológicas de la enfermedad. Y desde el punto de vista del tratamiento, a corto plazo, nos gustaría incorporar con mayor facilidad y con mayor rapidez, los avances terapéuticos el uso en la práctica clínica. Tenemos que hacer un mayor esfuerzo para que el pronóstico, al menos, se equipare con otros subtipos de cáncer de mama", ha indicado.

Más información