La exposición a la anestesia general podría aumentar un 35% el riesgo de demencia

Actualizado 01/06/2013 13:17:22 CET
EUROPA PRESS/JUNAT DE ANDALUCÍA

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La exposición a la anestesia general aumenta el riesgo de demencia en las personas mayores un 35 por ciento, según un nuevo estudio del doctor Francois Sztark, del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica francés (INSERM, en sus siglas en francés) y de la Universidad de Burdeos, Francia, y sus colegas, presentado en Euroanaesthesia, el congreso anual de la Sociedad Europea de Anestesiología (ESA, en sus siglas en inglés).

La disfunción cognitiva postoperatoria o DCP, una complicación común en pacientes de edad avanzada después de una cirugía mayor, podría estar asociada con la demencia varios años más tarde. Se ha propuesto que existe una asociación entre DCP y el desarrollo de la demencia debido a un mecanismo patológico común a través del péptido beta-amiloide.

Varios estudios experimentales sugieren que algunos anestésicos pueden promover la inflamación de los tejidos neurales que conducen a los precursores de la enfermedad de Alzheimer (AD, en sus siglas en inglés), incluyendo placas beta-amiloides y ovillos neurofibrilares. Sin embargo, sigue siendo incierto si DCP puede ser un precursor de la demencia.

En este nuevo estudio, los científicos analizaron el riesgo de la demencia asociada a la anestesia en una cohorte prospectiva basada en la población de pacientes de edad avanzada. El equipo utilizó datos del estudio 'Three-City', diseñado para evaluar el riesgo de la demencia y el deterioro cognitivo debido a los factores de riesgo vascular, que entre 1999 y 2001, incluyó 9.294 franceses de 65 años o más en tres ciudades: Burdeos, Dijon y Montpellier.

Los participantes de 65 años y más fueron entrevistados al inicio del estudio y después de 2, 4, 7 y 10 años, mediante una evaluación cognitiva completa con el cribado sistemático de la demencia. A partir de los 2 años de seguimiento, a 7.008 participantes sin demencia se les preguntó en cada seguimiento si habían tenido una historia de anestesia (anestesia general (AG) o anestesia local/locorregional (LRA)) desde el último seguimiento y se ajustaron los datos por posibles factores de confusión como el nivel socioeconómico y las comorbilidades.

A los dos años de seguimiento, el 33 por ciento de los participantes (2.309 personas) dijeron haber sido anestesiados en los últimos dos años, el 19 por ciento de ellos (1.333) un AG y un 14 por ciento (948) LRA. Un total de 632 participantes (9 por ciento) desarrollaron demencia durante los 8 años posteriores de seguimiento, entre ellos 284 probable AD y 228 posible AD y los 120 restantes demencias no relacionadas con el Alzheimer.

Los investigadores encontraron que los pacientes con demencia tenían más probabilidades de haber recibido anestesia (37 por ciento) que los pacientes sin demencia (32 por ciento). Esta brecha en la anestesia se debe a la diferencia en los números que recibieron anestesia general, con el 22 por ciento de los individuos con demencia que informaron de una anestesia general en comparación con el 19 por ciento de los pacientes no dementes.

Después del ajuste, los participantes con al menos una AG durante el seguimiento tenían un 35 por ciento más de riesgo de desarrollar demencia en comparación con los participantes sin anestesia. "Estos resultados están a favor de un mayor riesgo de demencia varios años después de la anestesia. El reconocimiento de POCD es esencial en el manejo perioperatorio de los pacientes de edad avanzada. El seguimiento de estos pacientes a largo plazo debe ser planificado", concluye Sztark.