Actualizado 22/03/2010 17:20 CET

Expertos internacionales alertan del avance de la hepatitis C

Virus De La Hepatitis
WIKIMEDIA COMMONS

LONDRES, 22 Mar. (Del enviado especial de Europa Press, Francisco Otero) -

Expertos internacionales han alertado del avance de la Hepatitis C, enfermedad que ya afecta a 170 millones de personas en el mundo y cuyo principal problema es el diagnóstico porque "no tiene síntomas".

Así, durante un taller de trabajo internacional con medios de comunicación en Londres organizado por Janssen-Cilag, el profesor de la Escuela Médica de Hannover (Alemania), Michael P. Manns, recordó que hay que ser conscientes de la magnitud de la enfermedad, que se puede comparar con la incidencia del sida, que afecta a unos 33 millones de personas.

En este sentido, añadió que la hepatitis C es "una enfermedad habitual" y "un importante problema de salud", ya que cuenta con varios problemas todavía sin resolver: la mortalidad es alta y la capacidad de diagnóstico todavía es muy baja. Además, no hay vacuna y algunos tratamientos son "muy caros".

En cualquier caso, hay que reseñar que la enfermedad es "curable", aunque solamente un 3,5 por ciento de las personas con esta dolencia reciben tratamiento en Europa. Además, el tratamiento actual (compuesto por interferón-alfa pegilado y ribavirina) sólo tiene éxito en un 50 por ciento de los casos.

Aún con todo, el profesor de Medicina en la Universidad de Lyon, Fabien Zoulin, recalcó que se están desarrollando nuevas medicamentos que permiten el aumento del porcentaje de curaciones al tiempo que se reduce la duración del tratamiento. "Si se diagnostica pronto, hay muchas posibilidades de cura", agregó.

"SUPERAR PREJUICIOS"

Desde otra perspectiva habló el presidente de la Alianza Mundial de la hepatitis, Charles Gore, que además padeció la enfermedad, y quien recalcó la importancia de que se superen "ciertos prejuicios" en torno a la enfermedad. Además, señaló la necesidad de que se haga visible que la hepatitis C "es muy difícil de diagnosticar", que se están realizando "importantes avances" y que "se normalice" la existencia de esta dolencia.

Además, manifestó la necesidad de que se implique a los médicos de familia en la importante tarea de sensibilización y diagnóstico con el objetivo de evitar el aumento de los contagios y de aumentar los diagnósticos rápidos.

Con todo, dijo que la hepatitis C "tiene un impacto enorme" en la vida de la gente y denunció que, en muchas ocasiones, existe discriminación, laboral por ejemplo, como consecuencia de tener esta enfermedad.