Expertos destacan la "revolución" que suponen los microchips en la investigación de la leucemia

Actualizado 21/05/2007 22:01:08 CET
-

BARCELONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El director del Instituto Catalán de Oncología (ICO), Evarist Feliu, destacó hoy la "revolución" que han supuesto los microchips en la investigación de la leucemia, un "instrumento potentísimo para medir la función de los miles de genes que pueden intervenir en la génesis de una leucemia" y conseguir tratamientos personalizados.

En un acto sobre últimos avances en investigación de la leucemia y balance de de actuaciones de la Fundación Internacional Josep Carreras, Feliu destacó que actualmente se está estudiando si es posible hacer un "tratamiento dianizado o personalizado" para que de este modo, se haga "sufrir menos al enfermo".

Durante el año 2006, un total de 4.682 personas se inscribieron en el programa de Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) de la Fundación Josep Carreras, que se encarga de coordinar la promoción e investigación de donantes de médula ósea y sangre de cordón umbilical de voluntarios para realizar transplantes a pacientes que no disponen de familiar compatible.

Este programa nació en 1991 y es el único organismo encargado de la búsqueda de donantes de médula ósea en España, a raíz de un acuerdo entre la Fundación Carreras y el Ministerio de Sanidad y Consumo en 1994.

España ya cuenta casi con 60.000 donantes de médula --11 millones en todo el mundo-- y más de 23.000 unidades de cordón umbilical -250.000 unidades a nivel mundial-- disponibles para cualquier enfermo de leucemia que necesite un transplante y no tenga ningún familiar compatible. Uno de cada cuatro enfermos se encuentra en esta situación. Estos datos "muestran una buena evolución y sigue la tendencia", según Enric Carreras, director de este programa en la fundación.

El número de búsquedas de donantes de médula ósea efectuadas por REDMO ha sido de 470 en el año 2006, un 31% más que el año anterior. De ellas, se encontraron donaciones compatibles para un total de 436 pacientes. Por último, los hospitales solicitantes de la red pública han llevado a cabo 241 transplantes durante el año 2006.

Desde 1992, se encontraron donaciones compatibles para 2.444 pacientes de leucemia u otras enfermedades hematológicas. La media de tiempo en encontrarlas es de unos 60 días si bien, Enric Carreras reconoció que "es una cifra falsa, con trampa" porque no se encuentra para todos los pacientes, sólo para "el 60% de los casos".

Desde la Fundación, su gerente Antoni García, reclamó "más medios" para poder aumentar la capacidad de proceso, porque "la dimensión de los laboratorios de inmunología es el principal cuello de botella". Además, manifestó que "cuantos más donantes mejor", pero hay que ver "las prioridades de cada gobierno".

Por otro lado, durante el pasado año se iniciaron 924 búsquedas para pacientes extranjeros y desde 1991 se han activado unas 71.000 búsquedas de este tipo. Desde 1991 se han hecho 1.323 transplantes para pacientes españoles. Esto supone un "crecimiento brutal, impresionante y la previsión es que crezca más", manifestó el director del REDMO.

En resumen, cada tres búsquedas iniciadas, se encuentra donante idóneo para dos pacientes y, de estos, se transplanta sólo a uno. El director del ICO, Evarist Feliu, aclaró que "las posibilidades de curación son totales tras cinco años desde que se abandonó todo tipo de tratamiento".

España es el tercer país de origen de los proveedores de médula ósea, tras Alemania y Estados Unidos, según datos a fecha de 2006. En cambio, España es la primera en el origen de los proveedores de sangre de cordón umbilical, seguida de Estados Unidos y Australia.

Desde mediados de 2006, la Fundación también dispone de un nuevo piso de acogida para pacientes y sus familiares que han de trasladarse lejos de su domicilio habitual para recibir tratamiento y que no disponen de recursos económicos suficientes. En total, ya hay 6 pisos de acogida cercanos a los principales hospitales públicos de Barcelona.

El apoyo a la investigación científica es una de las grandes prioridades de la Fundación Internacional Josep Carreras, cuyos fines son promover la donación de médula ósea y la búsqueda de donantes para pacientes españoles. Desde 1988, se han invertido más de 6'5 millones de euros y se han financiado más de 100 proyectos de investigación. El 37% del presupuesto anual de la entidad se dedica a esta tarea.

Para ello, también concede becas nacionales e internacionales que ayuden a encontrar una solución para la leucemia. Durante el año pasado, 727 personas se hicieron socias de la Fundación que financian parte de la actividad, ya que no recibe subvenciones.