Publicado 14/07/2020 12:02:28 +02:00CET

Expertos destacan la necesidad de que España apueste por atraer inversiones en sectores como el farmacéutico

Investigadora en un laboratorio
Investigadora en un laboratorio - EFPIA/FARMAINDUSTRIA - Archivo

   MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Expertos del Real Instituto Elcano han asegurado que España tiene la oportunidad de convertirse en un "punto de concentración" de inversiones en el sector farmacéutico, por lo que han destacado la necesidad de diseñar una estrategia de país que permita aprovechar los fondos europeos que estarán disponibles para la reconversión industrial tras la crisis sanitaria del coronavirus.

   Así lo han manifestado en el informe '¿Recuperación o metamorfosis? Un plan de transformación económica para España', en el que este 'think tank' de estudios internacionales y estratégicos ha plasmado su estrategia sobre qué modelo debe seguir España para salir reforzada de esta crisis.

   Las recomendaciones del Instituto Elcano van en línea con las propuestas que realizó hace pocas semanas el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso y que apostaban por la capacidad que tiene este sector para generar empleo de calidad e igualitario y la posibilidad de potenciar el tejido industrial y la inversión en investigación biomédica en nuestro país.

   A su juicio, los autores del informe, Federico Steinberg, Miguel Otero Iglesias y Enrique Feás, consideran que la pandemia del Covid-19 va a tener un impacto económico global "aún mayor" que el de la 'Gran Recesión' y España se verá particularmente afectada, por lo que aconsejan que el marco político nacional debe estar dispuesto de manera ineludible a transformar el modelo productivo en plena coordinación con el sector privado.

   Para hacerlo, los expertos han propuesto que este modelo se apoye en cuatro vectores horizontales: la digitalización, la transición ecológica, la inclusión y la lucha contra la desigualdad, y la internacionalización, en la que el sector farmacéutico juega un papel fundamental.

   En concreto, los expertos económicos han señalado que si la crisis actual produce cierto repliegue de las cadenas globales de suministro y Europa activa una nueva política industrial para ganar autonomía estratégica, España tiene la oportunidad de convertirse en un 'hub' de inversiones en sectores como el farmacéutico, la ciberseguridad y el automotriz.

   En este escenario, apuntan, es clave que el país tenga una estrategia bien diseñada que le permita aprovechar los fondos europeos que estarán disponibles para el renacimiento industrial. De este modo, ante el repliegue de ciertas cadenas globales de valor, el informe considera que España debe intentar "atraer inversiones en sectores con ventajas comparativas" como el farmacéutico, el automotriz o el agroalimentario, fomentando además la diversificación de los orígenes de aprovisionamiento de productos.

   Esta propuesta, tal y como han señalado desde Farmaindustria, coincide con el compromiso adquirido por las compañías farmacéuticas asentadas en España para incrementar su inversión industrial, creando nuevas plantas de producción de medicamentos en España, modernizando las actuales o ampliando algunas de las 82 existentes.

   Y es que, como recordó Martín Sellés en la Comisión para la Reconstrucción en el Congreso de los Diputados, esta crisis ha puesto de manifiesto "la necesidad que tienen España y Europa de recuperar producción de principios activos y medicamentos que se han ido deslocalizando en países asiáticos en los últimos años. Tan alta dependencia del exterior es un riesgo en un ámbito tan delicado como el del medicamento, y se está en condiciones de recuperar parte de esa producción perdida.

UN SECTOR QUE HA RESPONDIDO DURANTE LA PANDEMIA

   El informe del Instituto Elcano refleja también que ha habido sectores que se han reforzado durante la pandemia por el aumento de su demanda y la capacidad para responder en circunstancias complicadas. En este punto, asegura que, además del sector agrario y la prestación de servicios de energía, agua y telecomunicaciones, el sector sanitario (7,7% del empleo), incluyendo el farmacéutico, ha demostrado su "carácter crítico", tanto en sus fortalezas como en algunas debilidades que conviene reforzar.

   Por último, los expertos consideran igualmente que las inversiones con horizontes de incertidumbre y riesgo razonables pueden dar cabida al capital público en fórmulas de financiación condicionadas a proyectos, pero no a la gestión.

   "Estas inversiones tienen que ver con infraestructuras tecnológicas y energéticas y planes para sectores específicos, como la inserción en cadenas de suministro en áreas como la agroalimentaria, el automóvil, la farmacéutica y también industrias de maquinaria en sentido amplio que se inserten en consorcios y ecosistemas europeos", han zanjado.