La colonoscopia, única prueba que diagnostica con precisión el cáncer de colon

Actualizado 25/08/2015 11:27:54 CET
Actualizado 25/08/2015 11:27:54 CET

La colonoscopia, única prueba que diagnostica con precisión el cáncer de colon

31 de marzo, es el Día Mundial Contra este tumor

Las personas en grupos de riesgo deben someterse a ella cada cuatro años

   MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La colonoscopia es la única prueba que diagnostica "con total precisión" el cáncer de colon y ayuda a su prevención, tal y como aseguran los expertos del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED) con motivo de la celebración este domingo, 31 de marzo, del Día Mundial Contra este tumor.

   Ésta consiste en introducir por el ano una óptica conectada a una cámara de alta definición y que va progresando por todo el colon. A juicio, del fundador de este centro asistencial, el doctor Gonzalo Guerra Flecha, "no es molesta", ya que ahora se hace con sedación, aunque sí reconoce que es "incomoda".

   Esto es así porque "hay que insuflar pequeñas cantidades de aire ambiental por el colon para poder progresar", ya que está herméticamente cerrado y si no se hiciera, "no se vería nada", señala a Europa Press. De cualquier forma, manifiesta que el paciente "no se entera absolutamente de nada y algunos hasta roncan de forma desaforada".

   La razón de ello es que el anestesista emplea propofol, algo que no significa que el paciente esté anestesiado. Además, Guerra Flecha insiste en que las molestias tampoco se producen tras la intervención, advirtiendo que "el único inconveniente" es que, tras retirar el tubo de ocho milímetros, "no se aspira al cien por cien todo el aire".

   Esta técnica "permite una visión completa del colon y de sus posibles patologías, como son los pólipos", afirma. Éstos se forman en la mucosa del colon y, "en muchos casos, son los precursores de un cáncer de colon", explica el galeno.

   Sin embargo, al extirparlos durante la colonoscopia, el riesgo de sufrir este tipo de cáncer en el futuro "disminuye de manera significativa". Por ello, apuesta por esta intervención para rebajar la incidencia de casos en España, que se espera que en 2012 haya sido de "entre 33.000 y 35.000 nuevos casos", ya que el diagnóstico precoz "puede elevar la tasa de curación por encima del 90 por ciento".

   Debido a esta cifra, el cáncer de colon es el de mayor incidencia en el territorio nacional, "por encima del cáncer de pulmón en hombres y del cáncer de mama en mujeres". Además, es el culpable de 14.000 muertes anuales.

LA PREVALENCIA ES SUPERIOR EN LOS HOMBRES

   Su prevalencia es "prácticamente equiparable", en hombres y en mujeres, ya que se encuentra "en un 60 por ciento y un 40 por ciento", respectivamente, expone. Para detectarlo, existen otras pruebas diagnósticas menos invasivas, como "la colonoscopia virtual, el test de sangre septina 9 y el test de sangre oculta en heces", sostiene Guerra Flecha.

   La primera permite a los gastroenterólogos "una visión en tres dimensiones de la morfología del colon", mientras que el test de sangre septina 9 "posibilita detectar la presencia de un marcador tumoral que se encuentra en el 90 por ciento de los casos", subraya. Por su parte, el test de sangre oculta en heces "permite saber si un paciente presenta sangre en sus deposiciones", afirma.

   Todas ellas ayudan a los especialistas de aparato digestivo a hacer cribados, aunque su resultado negativo "no es excluyente" de la existencia de pólipos. Por ello, sea cual sea el resultado, "al final se acaba en la colonoscopia sistemáticamente", subraya Guerra Flecha.

   Por último, el experto señala que la población de riesgo está compuesta "por personas mayores de 50 años, con antecedentes familiares de la enfermedad, pacientes que han desarrollado pólipos en el intestino grueso con anterioridad y pacientes con enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa", los cuales deben hacer la prueba "cada cuatro años". El resto, y a partir de los 50 años, deberán hacérsela una vez cada lustro.