Publicado 28/10/2021 14:59CET

Expertos apuntan que la pandemia ha puesto en evidencia la necesidad de adecuar los servicios sanitarios al paciente

Archivo - Inteligencia artificial, pandemia, virus
Archivo - Inteligencia artificial, pandemia, virus - SIRAWIT99/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La pandemia ha puesto en evidencia la necesidad de transformar los servicios sanitarios y adecuarlos a las necesidades del paciente, así como "una gran capacidad de adaptación de los sistemas", según ha señalado la copresidenta del Congreso de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), Ana Miquel Gómez, en la presentación del tercer plenario del Congreso.

En su intervención, Gómez ha planteado la necesidad de hacer una transformación hacia modelos asistenciales basados en áreas de conocimiento, y no en enfermedades.

Durante esta mesa se ha abordado también el tema de la seguridad en la atención virtual al paciente, una de las líneas temáticas del Congreso SECA.

"La atención virtual surgió de una necesidad; fue prácticamente la única salida que tuvieron los pacientes durante la pandemia, pero está claro que no es la mejor opción para establecer la relación médico-paciente", en opinión de Ana Miquel.

Si bien es cierto que ha venido para quedarse, debe adecuarse a las necesidades de los pacientes y convivir con la asistencia presencial. Los participantes en el Congreso SECA coinciden en la defensa de un modelo de atención híbrido y apuestan por poner las nuevas tecnologías -como la videoconsulta- al servicio de una atención eficiente y segura para el paciente.

Julia Lucendo Fernández, jefe de informática de la GAI de Alcázar de San Juan, ha abordado este tema. En su exposición, ha explicado un nuevo módulo de videoconsulta incorporado al SITAS, el sistema para llamadas en salas de espera presenciales del SESCAM. "Permite una nueva modalidad intermedia entre la llamada telefónica y la atención presencial en la que el facultativo puede ver al paciente", ha destacado.

"La videoconsulta reduce afluencias en los espacios cerrados, evita desplazamientos del paciente, que en muchos casos suponen una barrera, y facilita el acceso a la asistencia sanitaria a personas con problemas de movilidad", ha argumentado.

El tercer ponente, Oriol Fuertes Cabassa, CEO de la empresa Qida, ha planteado la necesidad de avanzar hacia un nuevo modelo en la atención a las personas mayores en su domicilio. Con dos objetivos: crear una atención domiciliaria humana, de calidad, experta y de base tecnológica Segundo, así como devolver el status social al colectivo de cuidadores.