Los expertos afirman que el cáncer de ovario afecta ya a una de cada 55 mujeres

Actualizado 02/03/2007 19:24:26 CET

VALENCIA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos hoy en Valencia, en el marco del VI Simposio Internacional sobre tratamiento óptimo del cáncer de ovario, hicieron hincapié en el auge de esta patología, ya que se estima que una de cada 55 mujeres la padecerá a lo largo de su vida, constituyendo en la actualidad el 4 por ciento del total de tumores que se diagnostican al año en los países industrializados, según informaron fuentes de la organización en un comunicado.

El doctor Juan Virizuela, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, resaltó en este sentido que "aunque se trata de un tumor maligno que, dejado a su libre evolución es irremediable, existen tratamientos efectivos que pueden interrumpir la progresión de la enfermedad y, en determinados casos, su curación".

Por ello, insistió en que "siempre que se haya hecho un diagnóstico de cáncer de ovario en una mujer, conviene la valoración de un especialista en Ginecología y en Oncología, para el correcto planteamiento terapéutico y posterior seguimiento".

En el simposio, organizado por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO) y auspiciado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), los participantes destacaron la importancia de un "abordaje adecuado", ya que el cáncer de ovario constituye la cuarta causa de mortalidad por tumores en la mujer y provoca la mitad de los fallecimientos provocados por cáncer ginecológico.

A este respecto, el doctor Virizuela estimó que del conjunto de muertes por cáncer en la mujer, los tumores malignos de ovario son responsables del seis por ciento. Respecto a poblaciones especialmente sensibles, el especialista señaló que "tiene una mayor incidencia en mujeres posmenopáusicas (85-90 por ciento), con un pico máximo en torno a los 65 años. Igualmente, parece más frecuente en la raza blanca y en países industrializados".

El cáncer de ovario puede no ocasionar síntomas hasta que no se encuentra en fases avanzadas, al tener una anatómica intraperitoneal dentro de la pelvis. "Esta ausencia de síntomas, unida a que se trata de un órgano de difícil exploración, provoca que sea raro que se diagnostique en fases iniciales y, por tanto, los síntomas suelen estar relacionados con la enfermedad evolucionada", señaló el doctor Virizuela.

Entre ellos, destacan las molestias abdomino-pélvicas, distensión y sensación de peso abdominal, aumento de volumen en la región inferior del abdomen y el acumulo de líquido dentro de la cavidad peritoneal. "Además, puede manifestarse como una masa pélvica palpable y ocasionalmente producir sangrado por vía vaginal", expresó Virizuela.

El experto también manifestó que "hay otras formas de presentación, que siempre se correlacionan con situación avanzada, como es el dolor de costado o la aparición de adenopatías, que son ganglios infiltrados por el tumor".

A pesar de ser un tumor "muy agresivo", el cáncer de ovario es uno de los que mejor responde a los tratamientos oncológicos específicos. "Hoy en día, los pilares del tratamiento son la cirugía y la quimioterapia. La primera aproximación terapéutica recomendada, cuando es posible, es la cirugía 'citorreductora', en la que se extirpa el mayor volumen tumoral posible, ya que cuanto menores sean las siembras tumorales dejadas tras la cirugía, mejor será la evolución posterior de la enfermedad", comentó el doctor Virizuela.