Expertos advierten de que la diabetes tipo 2 relacionada con la obesidad aumenta de manera epidémica en España

Actualizado 07/10/2011 17:05:57 CET
Mujer Con Obesidad
IMEO

Destacan que los análogos del GLP-1 son los únicos fármacos antidiabéticos que controlan glucemia e inducen una pérdida de peso

SEVILLA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La prevalencia de diabetes tipo 2 y su asociación con la obesidad, lo que los expertos ya han demnominado con el término de 'diabesidad', está avanzando "muy rápidamente" en los países desarrollados, tanto que se estima que en España cuatro millones de personas padecen diabetes tipo 2 y que el 80 por ciento de ellos tiene ya sobrepeso u obesidad, según han puesto de manifiesto diversos especialistas reunidos en Sevilla para tratar este asunto.

En este encuentro, que ha contado con la colaboración de Novo Nordisk, el presidente de la Sociedad Española de Endocrinología (SEEN), Javier Salvador, se ha referido así a la vista de estos datos a la necesidad de ahondar "en la formación de los profesionales en el diagnóstico y tratamiento de todos aquellos pacientes con enfermedades endocrinológicas y/o nutricionales". De hecho, ha subrayado que en España "cinco de cada diez personas con diabetes tipo 2 presentan ya obesidad".

Del mismo modo, Francisco Pajuelo, director Médico de Novo Nordisk, ha destacado la importancia de establecer sinergias entre los profesionales implicados en el tratamiento de la diabetes y la obesidad, "al objeto de lograr una mejor calidad de vida de las personas con diabetes".

En España, se estima que más de la mitad de la población adulta tiene problemas de sobrepeso y que entre el 30 y el 35 por ciento padece de obesidad abdominal, aunque estas cifras epidémicas afectan desde muy temprano a los más jóvenes.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), Xavier Formiguera, ha agregado que en España el 15 por ciento de los adolescentes es obeso, uno de cada cuatro niños hasta los 18 años tiene sobrepeso y un 10 por ciento obesidad, lo que significa "que estamos empezando a ver en ellos enfermedades propias de los adultos".

Estos expertos han coincidido en el hecho de que la obesidad es un problema de salud pública "de primer orden", que se asocia a una gran comorbilidad y que tienen un coste sociosanitario importante.

"Favorece la aparición de muchas enfermedades, como la diabetes, hipertensión arterial, dislipemia, hiperuricemia, la apnea del sueño, y las enfermedades cardiovasculares", ha advertido Formiguera, quien igualmente ha alertado de que ya se sabe que la obesidad "favorece también la aparición de algunos tipos de tumores, como es el caso del cáncer de endometrio en mujeres postmenopáusicas o el de colon en el hombre".

En opinión de este experto, la obesidad requiere de un abordaje multidisciplinar, "ya que si somos capaces de adelgazar a un individuo, haciéndole mejorar sus condiciones de enfermedades asociadas, el tratamiento de la obesidad mejorará la dislipemia, la diabetes mellitus y la hipertensión arterial, por ejemplo".

Del mimso modo, ha enfatizado que estos factores "repercutirán sin duda en un ahorro de costes para el sistema sanitario, porque si continuamos con estas cifras epidémicas no habrá ningún país que pueda asumirlo económicamente".

DATOS EN ANDALUCIA

En Andalucía, según los datos del estudio 'Di@bet.es', la diabetes tipo 2 afecta ya al 16,3 por ciento de la población y el 37 por ciento de los andaluces presenta obesidad. Se estima que sólo una de cada tres personas con diabetes controla bien la enfermedad.

Según apunta el la doctora Sonia Gaztambide, presidenta de la Sociedad Española de Diabetes (SED), en la comunidad andaluza la prevalencia de diabetes y obesidad" es mayor que la media nacional, ya que las cifras de diabetes mellitus en nuestro país se sitúan en 13,8 y en Andalucía detectamos casi tres puntos más con respecto a la media nacional".

NUEVAS APORTACIONES TERAPÉUTICAS

Durante la reunión también se han abordado las últimas innovaciones terapéuticas en el tratamiento de la diabesidad. Según Gaztambide, los nuevos tratamientos actúan controlando la glucemia, además de que tienen un efecto sobre el peso y producen menos efectos secundarios.

Por su parte, el presidente de la SEEN ha explicado que los análogos del GLP-1 "son los únicos fármacos antidiabéticos que además de controlar la glucemia inducen una pérdida de peso, que llega a ser significativa en muchos pacientes".

A su juicio, este hecho representa un "cambio radical" en el enfoque terapéutico de la 'diabesidad', ya que la mayoría de los antidiabéticos existentes hasta ahora provocaban como efecto indeseable un incremento del peso corporal".

La última innovación terapéutica disponible en España es 'Liraglutida', un fármaco con una homología del 97 por ciento al GLP-1 (Péptido Glucagón tipo 1) natural del organismo, una hormona secretada por el intestino cuya función es regular los niveles de glucemia manteniéndolos en rangos de normalidad.

Según los resultados del programa de Estudios clínicos LEAD (Liraglutide Effect and Action in Diabetes), en el que han participado más de 4.600 personas con diabetes tipo 2 y que constituyen unos de los más completos programas de investigación clínica en esta enfermedad, la liraglutida (Victoza) ha demostrado reducir un 1,25 por ciento los niveles hemoglobina glicosilada sin producir hipoglucemias.

Además, ayuda a reducir el peso y la presión arterial sistólica, y actúa beneficiosamente sobre las células beta del páncreas, las productoras de insulina.