Los expertos aconsejan evitar los excesos, masticar despacio y consumir menos grasa en las comidas navideñas

Actualizado 26/12/2008 11:41:48 CET

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp) aconseja evitar los excesos y los cambios de hábitos alimentarios con motivo de las grandes ingestas de comidas en las navidades que suelen causar dolencias como indigestiones, empachos, diarreas, vómitos o resacas y que se pueden prevenir masticando más despacio, no comiendo excesivas grasas y alcohol o con el consumo de verduras y fibras.

En declaraciones a Europa Press Tv, el director general, Rafael García, aseguró que en caso de no prevenir y consumir grandes cantidades de alimentos, se puede acudir a ciertos medicamentos que no precisan de receta.

En relación a las molestias de estómago, como la acidez, los gases o el empacho, aconsejó el consumo de antiácidos. "Deben tomarse una hora después de la comida para que permanezcan más tiempo en el estómago, como por ejemplo el bicarbonato sódico", añadió.

Además, destacó que, si se cede también a la tentación en el caso del alcohol, es posible luchar contra la resaca con analgésicos, antiácidos y descanso. Además, recordó que se debe reponer el organismo con zumos, frutas o alimentos ligeros.

En este sentido, insistió en que "no se deben permitir que los niños prueben el alcohol" bajo ningún concepto. "Muchas adicciones al alcohol proceden de la típica copita de sidra de navidad", opinó.

Finalmente, aunque reconoció que los típicos resfriados comunes por la climatología son "muy difíciles de prevenir", sí se pueden aliviar los síntomas "con una serie de productos que hay en la farmacia que van desde analgésicos, hasta descongestionantes nasales".