Expertos achacan la obesidad infantil a la educación de los padres que "deben huir de la comodidad"

Actualizado 24/01/2010 16:40:00 CET

Aconsejan retirar las maquinas expendedoras de comida rápida de todos los colegios

VALENCIA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El endocrino del Hospital Casa de Salud de Valencia, el doctor Lorente, destacó hoy que "la culpa del cada vez mayor numero de obesos infantiles en nuestra sociedad se debe a un conjunto de factores como el sedentarismo: los juegos de ordenador, mucha horas de televisión o el aumento del consumo de bebidas de refrescos no light". Sin embargo, consideró que la principal causa de la obesidad infantil es "por un tema educacional de los padres, que deben intentar huir de la comodidad", según informó el centro sanitario en un comunicado.

El doctor Lorente indicó que, según estudios realizados en Estados Unidos, una de las causas del aumento de la diabetes ha sido el incremento del consumo de bebidas refrescantes y de bebidas con carbohidratos y, en sentido, señaló que en España ha aumentado mucho el consumo de este tipo de productos.

Para el especialista en endocrinología, "en España seguimos a Estados Unidos en muchas cosas, pero en obesidad infantil somos alumnos aventajados incluso, por delante del resto de países europeos". Con respecto a la Comunidad Valenciana, aseguró que esta autonomía está por encima de la media española en obesidad infantil.

Según el experto, la obesidad infantil "es uno de los temas más preocupantes en la sociedad actual debido al cada vez mayor número de niños gordos", y puntualizó que las últimas estadísticas sobre este tema "indican que la prevalencia de esta dolencia es cada vez mayor y ha aumentado mucho de unos años a esta parte".

Para paliar estos efectos, el doctor Lorente recomienda volver a la alimentación tradicional y evitar la bollería industrial o snacks. Además, destaca la importancia de la educación en los colegios. En su opinión, se debería prohibir los maquinas expendedores de comida rápida en los colegios, porque "eso engorda un montón, mucho más que un pequeño bocadillo".

No obstante, el especialista reconoció que, a veces, estas máquinas expendedoras se introducen en los colegios "a cambio de algún sufragio o ayuda en otras actividades que interesan al colegio, y estos claudican. Sin embargo, "se debería evitar poner al alcance de los niños de una manera tan fácil este tipo de alimentos tan devastador", recalcó.

Del mismo modo, el doctor Lorente también aconseja aumentar la actividad física, reducir las horas de televisión y videojuegos y "mejorar los hábitos de alimentación". "Hay que valorar los hábitos de alimentación de la sociedad ya que a partir de cinco o seis kilos de más, ya conviene ponerse en manos de un especialista", comentó.

Asimismo, manifestó que después del verano y de las fiestas navideñas "es cuando los buenos propósitos de hacer dieta son mayores". El perfil del paciente sigue siendo el de la mujer que se suele preocupar más por su imagen, mientras que los hombres" suelen hacer dieta forzados por las circunstancias de determinadas enfermedades".