Actualizado 14/09/2007 17:29:53 +00:00 CET

Los expertos abogan por que la UE legisle una edad máxima para quedarse embarazada mediante técnicas de fertilización

SEVILLA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El profesor Safaa Al-Hasani, experto mundial en vitrificación de óvulos, una de las técnicas de fertilización más en alza consistente en la congelación rápida de óvulos, abogó hoy por que la UE legisle el uso de estas técnicas de fecundación artificial estableciendo una "edad máxima" para aquellas mujeres que quieren quedarse embarazadas mediante fecundación artificial.

En el marco de un curso sobre vitrificación de óvulos dirigido a biólogos de toda España, que se celebra en Sevilla y que cuenta con la participación de expertos italianos y alemanes, Al-Hasani señaló a Europa Press que el abanico legal que existe en los distintos países de la UE en cuestiones relativas al uso de técnicas de fecundación artificial "está muy fragmentado y diversificado", por lo que abogó por "unificar criterios" con el establecimiento de una "ley con rango europeo".

Este experto, que lamentó que aún no exista una norma de este calado y rango, explicó que la misma ayudaría a "normalizar" este campo y "evitar" casos como el de Carmen B.L., la mujer gaditana que a comienzos de este año se convirtió en la madre con mayor edad del mundo con 67 años y dos niños gemelos o el de Adriana I., una mujer rumana que se convirtió en madre a los 66 años.

"Este tipo de casos no sólo generan un problema ético o moral cuando el niño comienza a cumplir años y la madre está próxima a los 70 años, sino que, además, también conlleva un riesgo en lo que concierne a las complicaciones clínicas que supone quedarse embarazada por encima de los 50 años", argumentó Al-Hasani, quien sostuvo que una edad "tope" aconsejable para el uso de estas técnicas podría ser los 50 años.

Frente a ello, reconoció que en la actualidad el "único" mecanismo que existe "es la propia autorregulación a la que se someten las propias clínicas de fertilidad", algunas de las cuáles, prosiguió, "ponen como edad límite los 50 años".

VITRIFICACIÓN DE ÓVULOS

Por su parte, el director de la clínica 'Sevillana de Ginecología y Medicina, S.L.' (Ginemed), Pascual Sánchez, quien también se pronunció en similares términos sobre esta cuestión, se refirió al uso de la vitrificación de óvulos como un método de fertilización que ofrece un índice de éxito "muy superior al que hasta ahora venían ofreciendo la crioconservación o congelación lenta de óvulos".

Tal y como ya avanzó a Europa Press el pasado martes, Sánchez recordó la clínica Ginemed, única que hasta el momento ha recibido la autorización por parte de la Consejería de Salud andaluza para disponer de su propio banco de óvulos criopreservados con fines reproductivos, ha conseguido realizar con éxito por primera vez en Andalucía y sur de España el primer proceso de gestación de un feto mediante la técnica de vitrificación de los óvulos de la madre.

Así, reiteró que que la transferencia de embriones a la madre se llevó a cabo "a mediados de agosto", si bien no fue hasta el pasado 27 de agosto cuando la prueba de embarazo "dio positiva". Aún con todo, precisó que la prueba "definitiva" de la buena marcha del proceso de gestación tuvo lugar el pasado lunes, 10 de septiembre, "cuando en la primera ecografía hemos observado que el embrión emite ya latidos".

Sánchez, que destacó que la madre "se encuentra perfectamente", recalcó "el éxito" y la celeridad de este primer proceso de gestación, ya que el permiso para criopreservar óvulos con fines reproductivos "lo obtuvimos a finales de julio", recordó.

PROCEDIMIENTO

En cuanto al procedimiento seguido para la vitrificación de un óvulo, "técnica más complicada que la vitrificación de embriones, ya que el óvulo puede sufrir alteraciones de cristalización", explicó que dicho procedimiento consiste en someter al óvulo a sustancias crioprotectoras para, a continuación, enfriarlo a 196 grados bajo cero.

Según reseñó, la peculiaridad de este proceso, "frente a otros como la crioconservación, también llamada congelación lenta", radica en la velocidad a la que se enfría el óvulo. "El proceso de enfriamiento se lleva a cabo a una velocidad de 22.000 grados por minuto, lo que evita que se formen cristales en el óvulo y se dañe la célula", aclaró.

Además, aseguró que la vitrificación es una técnica "más segura" que la crioconservación, ya que, según dijo, "la supervivencia de los óvulos es superior al 90 por ciento, frente al 60 por ciento que otorga la crioconservación".

PERFIL DE MUJER

Sánchez, que destacó que el uso de estas técnicas supone "un avance social importantísimo" y que responde "a la propia demanda de la mujer", declaró a Europa Press que el perfil de la beneficiaria de esta técnica responde al de una mujer "con una carrera y actividad profesional importante, que le exige una gran dedicación y que le impide tener hijos a edades más tempranas".

"Uno de los principales problemas que detectamos es el relativo a la fertilidad de las mujeres, ya que buscan el embarazo muy tardíamente, lo que le genera problemas por su edad", prosiguió este especialista en Obstetricia y Ginecología, quien valoró que, gracias a este método "podremos preservar la fertilidad de las mujeres sin ningún tipo de problema, de manera que podamos tener óvulos congelados a edades muy jóvenes y que puedan plantearse la maternidad a la edad que quieran".

De igual modo, sostuvo que al tratarse de óvulo y no embriones "evita problemas de tipo ético o moral a mujeres o parejas que muestran cierto reparo a la hora de congelar un embrión, algo que no ocurre cuando se trata de óvulos".