Publicado 06/07/2020 10:31CET

Experto destaca la utilidad de la terapia ECMO en pacientes críticos con Covid-19

Paciente en la UCI.
Paciente en la UCI. - PATRIKSLEZAK - Archivo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El adjunto responsable de la técnica ECMO del Servicio de Cuidados Intensivos del Hospital La Paz (Madrid), Pablo Millán, ha destacado la utilidad de la tecnología de oxigenación de la sangre por membrana extracorpórea, (ECMO, por sus siglas en inglés) en pacientes críticos con Covid-19.

De hecho, decenas de pacientes críticos de toda España como consecuencia de la Covid-19 se han podido beneficiar este sistema, el cual ha permitido salvar su vida cuando ya había fracasado el tratamiento intensivo con, entre otros, el coma inducido, el bloqueo neuromuscular completo, el uso de ventilación mecánica protectora con altos requerimientos y el balance hídrico adecuado.

La terapia ECMO, según ha detallado este especialista, permite suplir la función respiratoria y/o cardiaca temporalmente, cuando de forma nativa no se puede mantener de manera adecuada. "En las terapias ECMO la sangre del paciente se extrae a través de una cánula de gran grosor insertada en una vena, que por la acción de una bomba (que actúa de motor) conduce la sangre del paciente a una membrana de gran superficie (hasta 1,9 m2) que, construida con un material muy especial, permite enfrentar la sangre con oxígeno", ha explicado el experto.

Allí, prosigue, se produce el intercambio de gases que los pulmones del paciente no pueden desarrollar normalmente: la sangre se enriquece de oxígeno y se elimina CO2. Por último, se devuelve de nuevo la sangre al paciente gracias a otra cánula. Esta cánula de retorno puede instaurarse en otra vena, para soporte solo respiratorio (ECMO veno-venoso (VV)) o una arteria, para soporte cardiaco (ECMO veno-arterial (VA)).

En esta línea, el jefe del sección de Cardiología del Hospital Universitario La Paz, Esteban López de Sa, ha subrayado que, de las dos técnicas existentes, durante la pandemia, básicamente se ha empleado ECMO-VV en pacientes con insuficiencia respiratoria refractaria a todas las medidas convencionales, personas que además eran jóvenes y sin patologías concomitantes.

"Se ha sido especialmente selectivo, ya que, según los datos existentes hasta el momento, los resultados de esta terapia parecían ser menos esperanzadores que en otros escenarios. De todas formas, tras la evolución de la pandemia, resulta evidente que esta terapia se ha empleado de forma tardía y podría haberse optimizado mejor aplicándola más precozmente. La enorme presión asistencial y escasez de recursos cogió a todo el mundo desprevenido y ha pasado igual en la mayoría de los países", ha detallado el experto.

Del mismo modo se ha pronunciado el adjunto responsable de la técnica ECMO del servicio Anestesiología y Reanimación de este mismo centro hospitalario, Javier Veganzones, quien ha asegurado que en este tipo de terapia siempre es "muy importante" seleccionar adecuadamente a aquellos pacientes que más se pueden beneficiar de la misma, siguiendo las guías de la organización científica EuroELSO y teniendo en cuenta los riesgos y complicaciones de forma individualizada.

La técnica, tal y como ha informado el doctor Veganzones, se ha aplicado en aquellos casos con una situación respiratoria crítica a pesar de todas las medidas disponibles para mejorar la oxigenación y ventilación y que cumplían los criterios estipulados por las guías internacionales.

"La experiencia ha supuesto un reto debido a la gran sobrecarga de trabajo en el pico de la pandemia y a unas condiciones de trabajo que distaban de las óptimas y habituales fuera de este contexto. No obstante, la terapia ECMO permitió dar una oportunidad a pacientes que de otra manera habrían agotado sus opciones terapéuticas", ha puntualizado.

Esta tecnología es comercializada por Fresenius Medical Care desde 2017 tras la adquisición de Xenios, compañía con tecnología puntera en el mercado del soporte cardio-respiratorio extracorpóreo. Ha sido perfeccionada, a través de una apuesta continua por la I+D, con nuevos fungibles ECMO con sistemas de presión integrada (IPS) que minimizan riesgos inherentes a la terapia haciéndola mucho más segura para el paciente. En la actualidad, la tecnología ECMO de Fresenius Medical Care está presente en una veintena de hospitales del Sistema Nacional de Salud.