Publicado 15/03/2021 16:18CET

Experto destaca la utilidad de los servicios de respuesta rápida en gestión de la saturación asistencial

Intellivue Guardian 1
Intellivue Guardian 1 - PHILIPS

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director del Área de Medicina Intensiva del Hospital La Fe de Valencia, Álvaro Castellanos Ortega, ha destacado la importancia de los servicios de respuesta rápida (SRR) para gestionar la saturación asistencial durante la pandemia provocada por la COVID-19.

El experto se ha pronunciado así durante una mesa virtual, titulada 'Servicio de respuesta rápida, el ángel de la guarda del hospital', patrocinada por Philips en el marco del XLII Congreso de la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SOVAMICYUC).

Allí, se han expuesto diferentes modelos de sistemas de respuesta rápida adaptados al tamaño y la complejidad de cada hospital y se han abordado nuevas propuestas para salvar vidas. "En el contexto de saturación asistencial al que nos hemos enfrentado han sido muy útiles e importantes para decidir qué pacientes deben ingresar en la UCI y elegir el momento más oportuno para beneficio de todos", ha detallado el experto.

En concreto, prosigue, los de medicina interna tenían seleccionados una serie de pacientes y con eso se ha conseguido bajarlos en el momento en el que era más adecuado, cuando todavía no estaban muy graves. "Y lo más importante, algunos servicios que eran reacios a la implantación de un SRR se han convencido de su utilidad, de hecho, vamos a ir en breve con el servicio a la planta de neumología", ha añadido.

Algo similar ha sucedido en el Hospital del Henares de Coslada donde los SRR han tenido también especial importancia en el manejo de pacientes COVID. "Nos sirvió para manejar a todos los pacientes con COVID de la planta, añadimos al sistema todos los datos de laboratorio específicos con unos marcadores de gravedad que nos daban en cada paciente individual su riesgo de mortalidad en función de los diferentes días y esto nos ha permitido adelantarnos al deterioro clínico de muchos pacientes", ha reconocido el jefe del Servicio de Medicina Intensiva del hospital madrileño, Federico Gordo Vidal.

LOS SRR REDUCEN LA MORTALIDAD DE LOS PACIENTES QUE INGRESABAN EN UCI

Los servicios de respuesta rápida ofrecen ventajas directas para el paciente, ya que si su implementación es avanzada se suele asociar a disminuciones significativas en el número de paradas cardiacas inesperadas e ingresos muy urgentes en la UCI.

"Hemos conseguido reducir la mortalidad de los pacientes que ingresaban en UCI procedentes de planta, una reducción significativa, pasando de casi el 35 por ciento en el año 2015 cuando empezamos con el sistema a actualmente que hemos reducido la mortalidad en torno al 20 por ciento", ha puntualizado el doctor Castellanos.

Otro de los ponentes de la mesa, el doctor del Hospital Ysbity Gwynedd en Bangor, Christian P. Subbe, ha manifestado el apoyo que ofrece al profesional fomentando el trabajo en equipo, reduciendo el estrés y aumentado la seguridad. "Estamos ante un sistema que aporta mejoras y que es más seguro. Además, las enfermeras pierden menos tiempo en la atención, la satisfacción del equipo médico es mayor y les damos más opciones a los pacientes para que se involucren más en su propio cuidado", ha detallado.

A pesar de los casos de éxito de los SRR, en el futuro próximo debe enfrentarse a retos como son la automatización de la vigilancia o el establecer una comunicación integral entre todas las áreas del hospital. "La UCI es únicamente un lugar geográfico dentro del viaje del paciente que en ocasiones puede ser muy largo: servicio extra-hospitalario, urgencias, planta, quirófano. " Sería muy efectivo mantener una comunicación estrecha entre todos nosotros", ha señalado el doctor Castellanos.

Además, a juicio del doctor Gordo, hay que utilizar de una manera "muy eficaz" los datos, y los datos hay que usarlos en tiempo real con sistemas de IA o análisis de redes neuronales como hemos hecho con la COVID que nos permitan identificar a pacientes en riesgo. "Para esto, el trabajo multidisciplinar es fundamental, un intensivista no puede hacer esto solo, lo tenemos que hacer entre todo el equipo del hospital que tiene que estar dedicado a esta identificación precoz de los pacientes", ha recalcado.

El Hospital La Fe, que tiene siete áreas cubiertas con 'el ángel de la guarda' y más de 400 camas con el servicio implantado, está aumentando actualmente esta cobertura con la solución 'IntelliVue Guardian Solution' (IGS) de Philips. Este sistema automatiza muchos pasos en la toma de signos vitales de rutina, ayuda a aumentar el cumplimiento y utiliza protocolos de EWS adaptados para ayudarle a identificar los primeros signos de deterioro del paciente.

"Este monitor nos permite tener al paciente monitorizado sin cables en planta. Además, tendremos un monitor en la UCI para estar frecuentemente mirando y detectando las alarmas, y luego hay que tener en cuenta un aspecto muy importante, toda esa información la vamos a tener también en un dispositivo móvil", ha explicado el director del Área de Medicina Intensiva del Hospital La Fe.

'Philips Guardian' reduce los traslados y readmisiones en la UCI, los eventos adversos y la duración de la estancia. Además, el sistema puede adaptarse a los protocolos de escalada del hospital para mejorar el flujo de trabajo clínico y el cuidado del paciente, maximizando y optimizando la inversión realizada.