Experto advierte de "lesiones a intimidad y autonomía" en las urgencias de los hospitales

Actualizado 22/11/2012 20:43:52 CET

CÓRDOBA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de la Cátedra Andaluza de Bioética y profesor de la Universidad de Granada (UGR), Francisco José Alarcos, ha advertido este jueves de "lesiones a la intimidad y autonomía" en las unidades de Urgencias de los hospitales andaluces.

Así lo ha manifestado en el marco de la conferencia inaugural del XVIII Congreso Regional de la Sociedad Andaluza de Urgencias y Emergencias (Semes), un encuentro científico que ha arrancado esta tarde en el Parador de la Arruzafa de Córdoba y que se desarrollará hasta el próximo sábado con una participación superior a los 350 profesionales sanitarios procedentes en su mayoría de la comunidad andaluza.

En opinión del experto en Bioética, la "masificación" es otra de las "lesiones" que se producen en las Urgencias de los centros sanitarios y ha apuntado a este respecto que "el espacio de los enfermos terminales no debe ser las Urgencias".

El también doctor en Teología ha reclamado durante su discurso un espacio específico para los pacientes terminales y ha subrayado que éste "no puede ser ni el servicio de Urgencias ni la planta a la que suelen dirigirse en ocasiones". Ha detallado a este respecto que uno de los "problemas" detectados en el ámbito de la Bioética es que "no ha de mezclarse a una persona que está agonizando y, por tanto, pasando sus últimas horas de vida, con alguien que ha sufrido un accidente y se ha fracturado una pierna o un brazo".

Para Alarcos, ese espacio específico al que se ha referido, que sólo existe en determinados centros privados, "pero no en el ámbito público", tiene que "preservar la intimidad y ha de garantizar la muerte digna".

La creación de lugares especiales para este tipo de pacientes no ha sido, sin embargo, la única propuesta que ha planteado para "dignificar" los servicios. El profesor Alarcos también ha reclamado "comunicación y coordinación" entre el personal que realiza los cuidados paliativos a domicilio y la plantilla de Urgencias una vez que llega a esta unidad hospitalaria.

El conferenciante se ha detenido especialmente en los casos de muerte en Urgencias que son el resultado de un proceso terminal debido a una larga enfermedad, un extremo que ha diferenciado de las que se desencadenan tras un traumatismo u otro ataque agudo que acuse riesgo vital. Ha recalcado en este sentido que los primeros, "aunque sean atendidos en Urgencias como cualquier situación crítica, nunca deberían morir en ellas". Ha puntualizado que "esto tiene que resolverse, pues el final de una vida "no puede terminar en un pasillo, en una camilla, rodeado de desconocidos". Para él, "eso sólo puede admitirse en situaciones de catástrofes impredecibles".

En cuanto a la "muerte digna", el profesor Alarcos ha aclarado que "morir dignamente pasaría por morir con el mínimo sufrimiento físico, psíquico o espiritual", a lo que ha añadido que debe ser "acompañado de los seres queridos en la intimidad personal y familiar". Ha incidido asimismo en la posibilidad de preparar un testamento vital, para "decidir aquello que quiero evitar en mi final".

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN ACTUAL

En un análisis de la situación actual, el director de la Cátedra Andaluz de Bioética ha expresado que las últimas décadas "han medicalizado la muerte, como la vida en general, y la han trasladado del entorno afectivo de la familia a las instituciones anónimas e hipertecnificadas de los hospitales".

Al margen de la conferencia inaugural, en esta primera jornada también ha tenido lugar una mesa redonda de debate sobre 'Estrategia de gestión de los servicios de Urgencias y Emergencias', que ha moderado Luis Jiménez Murillo, director de la Unidad de Gestión Clínica de Urgencias. También ha tenido lugar el nombramiento como presidente de honor de Semes Andalucía de José Manuel Calderón de la Marca.