Publicado 10/03/2022 17:20

Experta en Salud Pública ve precipitada la eliminación de las mascarillas en interiores

Archivo - Una camarera seca unos vasos en el interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona, a 14 de octubre de 2021, en Barcelona, Catalunya (España). A partir de este viernes en Cataluña se terminarán las limitaciones de aforo en los equipamiento
Archivo - Una camarera seca unos vasos en el interior de un bar en una calle céntrica de Barcelona, a 14 de octubre de 2021, en Barcelona, Catalunya (España). A partir de este viernes en Cataluña se terminarán las limitaciones de aforo en los equipamiento - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La profesora de Vigilancia Epidemiológica del Máster en Epidemiología y Salud Pública de la Universidad Internacional de Valencia, experta en Salud Pública, Alva Saa Casal, considera "precipitada" la eliminación del uso de mascarillas en interiores puesto que, en este momento, "no se sabe cómo puede evolucionar el virus y, sobre todo, si es posible la aparición de nuevas variantes más transmisibles".

"Es importante mencionar que en ciertos espacios cerrados como transporte público, residencias o centros sanitarios, sería recomendable seguir utilizando la mascarilla para evitar posibles contagios en espacios vulnerables", ha añadido la experta.

El debate lleva semanas abierto, y es un asunto que algunas CCAA esperan discutir con el Ministerio de Sanidad en un futuro cercano dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), sobre todo ante la insistencia de comunidades como Madrid, Andalucía o Murcia, que piden que deje de ser obligatoria cuanto antes, siempre que la situación lo permita y con excepciones.

Para la experta hay que tener en cuenta que la incidencia acumulada de coronavirus en España está por encima de 100 casos por cada 100.000 habitantes. Y, "aun así, no nos podemos centrar en el dato de la IA para la toma de decisiones. Existen otras variables como la tasa de vacunación o la presión asistencial que también debemos tener en cuenta para tomar la decisión correcta", afirma.

En cuanto a la eliminación de aislamiento para casos asintomáticos o con sintomatología leve, hay que tener en cuenta que "ómicron es más contagiosa antes del comienzo de síntomas, disminuyendo la capacidad de contagio del 50% al 2% después del quinto día de síntomas".

Por tanto, a su juicio, reducir los aislamientos en los pacientes asintomáticos o con síntomas leves "puede llegar a ser una buena medida siempre que la persona infectada evite el contacto con personas altamente vulnerables". Además, concluye, de "llevar un correcto uso de mascarilla durante los 7 días tras el diagnóstico o inicio de síntomas para evitar posibles contagios".