Publicado 23/07/2021 12:21CET

Euskadi dice que se sienten frustrados de no poder tomar "otras medidas" ante una pandemia con tendencia "al alza"

El Lehendakari, Iñigo Urkullu (i), y la consejera vasca de salud, Gotzone Sagardui (d), durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo asesor del LABI, a 22 de julio de 2021, en Vitoria, Álava, Euskadi (España).
El Lehendakari, Iñigo Urkullu (i), y la consejera vasca de salud, Gotzone Sagardui (d), durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo asesor del LABI, a 22 de julio de 2021, en Vitoria, Álava, Euskadi (España). - Iñaki Berasaluce - Europa Press

BILBAO, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha afirmado que la tendencia de la pandemia sigue "aún al alza" y que se sienten "frustrados" de no poder adoptar "otras medidas o con otra inmediatez" para luchar contra el coronavirus.

En un entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Sagardui ha apelado nuevamente a "cuidar la salud" y cumplir con las medidas para hacer frente a esa pandemia.

La consejera ha señalado que los datos de contagios que se facilitarán este jueves serán en números totales "algo mejores" pero "no se va a estar lejos de los 1.800" que se comunicaron este jueves. "Hoy andaremos un poquito por debajo, pero un poquito no mucho más", ha añadido.

Sagardui ha manifestado que todavía se está en una "tendencia de incremento de casos", de aumento de la tasa acumulada a 14 días (682) y "también se ve en los valores de la tasa acumulada a siete días -por encima de la de 14 días- que son los que pueden adelantar una cierta predicción de los que van a ser los siguientes.

"Y aún estamos en una tendencia al alza", ha agregado la consejera que ha indicado que hay un seguimiento "día a día" de la evolución, aunque no considera.

La consejera ha añadido que, a mayores contagios, mayores posibilidades de que el riesgo de la salud de las personas, de manera que los hospitales van recibiendo "mayor número de personas que requieren hospitalización", aunque más leve. "Es un incremento pequeño pero constante", ha señalado.

Sagardui ha recordado que este jueves se alcanzó el mayor número de contagios de la pandemia y hay que "seguir trabajando" para cuidar la salud y tratar de detectar los casos lo antes posibles.

La consejera ha afirmado que la situación es "distinta a otras olas" porque se cuenta con "una gran herramienta" que es la vacuna, que "cambia el escenario", además ha indicado que ahora "se conoce lo que hay que hacer para prevenir mayor número de contagios".

Sagardui ha manifestado que se está comprobando la "efectividad" de las vacunas porque las personas inoculadas reciben "un impacto menor de contagios", pero, pese a ello, hay que mantenerse "alerta" porque "tampoco es infalible" ni tampoco todo el mundo desarrolla el mismo nivel de inmunidad. Ha añadido que el porcentaje de vacunados que se han contagiado es "muy pequeño".

"Esa es la gran diferencia entre otros momentos de la pandemia y esta, que el impacto que está teniendo en el ámbito asistencial está siendo distinto porque los más vulnerables están mejor protegidos y por otro lado, está la población que se está viendo más afectada, la población más joven, que está en unas condiciones de poder defenderse y reaccionar mejor ante un posible contagio", ha indicado Sagardui, que ha señalado que un tercer factor es que se ha aprendido a tratar mejor a los pacientes.

Todo ello hace, según ha subrayado, que, en este momento, se esté "en un escenario distinto", aunque ha apuntado que la edad "no es un escudo, como no lo es vacuna" porque también hay jóvenes que "requieren de Cuidados Intensivos".

Sagardui ha señalado que hay que "frenar esto cuanto antes" y eso dependerá, por una parte, de la vacunación, y, por otro lado, en los comportamientos individuales". En este sentido, ha asegurado que entiende que el "esfuerzo genera cansancio" pero "esas son las herramientas eficaces" para hacer frente a esta pandemia.

FRUSTRADA

La titular de Salud ha reconocido que se siente "frustrada de no poder adoptar otras medidas o con otra inmediatez" y ha recordado que siempre han trasladado que quieren contar con herramientas jurídica que "permitan poder adoptar las medidas más adecuadas en cada momento".

Por otra parte, ha insistido en la necesidad de cumplir con las medidas de prevención y las nuevas restricciones establecidas por el LABI como, por ejemplo, en relación al uso de la mascarilla porque es una de las "medidas más eficaces y menos costosas".

En relación a la decisión del LABI de establecer la mascarilla obligatoria en entornos urbanos transitados, ha manifestado que el decreto del Gobierno Sánchez de flexibilización de la mascarilla en exteriores era "un poco ambiguo" y la interpretación que está haciendo es que "en la calle no hay que llevarlas".

Por ello, ha explicado que lo que ha hecho el LABI es "dejar claro que en todos los ámbitos en los que pueda haber ese encuentro en el que pueda mantenerse, aunque sea por un momento, esa no distancia de un metro y medio, hay que llevarla". Por lo tanto, se busca "ser explícitos" y ha defendido que "hay que seguir usando la mascarilla".

Ha recordado su posición con el uso de la mascarilla que siempre ha defendido mantener su utilización, ya que es "una de las medidas más eficaces que hay y de las menos costosas", aunque reconoce que "no es cómoda".

Por otra parte, espera que "funcione y sea suficiente" el llamamiento cívico que se ha realizado a limitar la movilidad nocturna y ha apelado a ver el efecto de las medidas adoptadas. "Ojalá la semana que viene estemos con un evolución de la pandemia ciertamente distinta a la que tenemos hoy", ha manifestado.

Sobre la posibilidad de recurrir a la justicia para avalar esa medida, ha asegurado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, viene diciendo que se evalúa la pandemia y "día a día" y también se analizan "todas aquellas posibilidades que se pudieran tener si es que se necesita para poder adoptar".

Además, ha recordado que Urkullu trasladó este jueves que "no quiere judicializar nada" pero siempre ha dicho que "utilizará y analizará todas las posibilidades que estén sobre la mesa si es que es necesario adoptar ciertas medidas como la restricción de la movilidad nocturna", que ha sido efectiva.

Cuestionada sobre por qué no se vio venir esta quinta ola, cree que "no es del todo correcto" esa afirmación porque Euskadi tenía adoptadas medidas para tratar de evitar los contagios porque "se sabía que no se había terminado con esta pandemia" y que había que seguir "en alerta y mantener toda la prudencia".

Sagardui ha indicado que también lo dijeron cuando el 9 de mayo se levantó el estado de alarma, cuando trasladaron que no era el momento para que algunas de las medidas que estaban vigentes "decayeran".

Cuestionada por si considera que Pedro Sánchez está siendo responsable con la situación en Euskadi, se ha mostrado convencida que todas las personas que son responsables de las políticas públican "lo hacen desde el mejor de los criterios y preocupados". "Nadie queremos estar viviendo esta quinta ola, otra cosa es que podemos, tal vez, compartir más, desarrollar más los criterios de cogobernanza pero estoy segura que tiene la misma preocupación, que esto "termine cuanto antes y con el menor número de vidas que sea posible".