Publicado 23/11/2021 12:44CET

Euskadi advierte que, con una incidencia de 321, "va mal y es esencial frenar" la progresión del virus

Archivo - La consejera de Sanidad en Euskadi, Gotzone Sagardui, en un dispositivo de vacunación contra la COVID-19
Archivo - La consejera de Sanidad en Euskadi, Gotzone Sagardui, en un dispositivo de vacunación contra la COVID-19 - H.Bilbao - Europa Press - Archivo

BILBAO, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha advertido que Euskadi, con una incidencia acumulada de 321 casos positivos en covid-19 por 100.000 habitantes en 14 días, "va mal" y es "esencial frenar" la progresión de la pandemia "antes de que vaya a mayores".

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno Vasco, Sagardui ha recordado que la semana pasada dijo que la tendencia de la pandemia "marcaba un incremento rápido" y, "desgraciadamente, esa predicción se ha confirmado".

Así, ha recordado que hace una semana los contagios ascendían a 309, mientras que hoy suman 785 los positivos registrados. Además, ha apuntado, la incidencia acumulada en 14 días era hace una semana de 181,84 casos, y "hoy es de 321,59", mientras que hace siete días había 114 personas hospitalizadas en planta, y a fecha de hoy, son 176.

Hace una semana, ha indicado, había 30 personas en las UCIs, y hoy la cifra es de 31, por lo que "vamos mal" y, por eso, ha afirmado, "era y sigue siendo esencial frenar la progresión de la pandemia antes de que vaya a mayores".

Sagardui ha dicho que la semana pasada "dimos un toque de atención" y los ciudadanos de Euskadi "supieron que algo no iba bien". Además del ámbito educativo donde el colectivo, según ha precisado, está "vigilado y tiene medidas más severas", continúan registrándose brotes en "excursiones, bodas, cenas de grupo, cenas de trabajo...", ha advertido la consejera de Salud.

Contador