Actualizado 19/11/2011 13:15 CET

Los europeos no tienen una opinión favorable de la higiene de los bares y restaurantes

Un Cocinero Lava Alimentos En La Cocina De Un Restaurante
TORK

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos europeos no tienen una opinión favorable de la higiene de los bares y restaurantes, tal y como se desprende del barómetro realizado por Tork a más de 4.000 personas del viejo continente. Este estudio, realizado con motivo de la celebración de este sábado 19 de noviembre del Día Mundial del Baño, revela que los europeos no tiene inconveniente en abandonar un establecimiento si este no se encuentra en buenas condiciones higiénicas.

Además, el barómetro arroja conclusiones como la de que los europeos califican a los pubs como los locales más sucios, mientras que los restaurantes nocturnos gozan de la mejor reputación en cuanto a limpieza se refiere. En el medio de la tablan quedan las cafeterías, que les parecen defientes higiénicamente a más de la mitad de los europeos.

Más llamativo es aún el dato de que los europeos no se fían de un restaurante si el cuarto de baño no está limpio, ya que pierden la confianza en el buen estado de la cocina. De la encuesta se extrae que, tras el cuarto de baño de casa, el más deseable para ser utilizado es el del puesto de trabajo.

LA COMIDA, DEL SUELO AL PLATO

Los europeos también creen en un porcentaje considerable que los cocineros no se lavan las manos asiduamente, mientras que tampoco se fían de que usen guantes especiales cuando se manipulan alimentos que no van a ser cocinados. Además, piensan que la comida caída al suelo no acaba en la basura, sino en los platos de los comensales.

Algunos de los factores que hacen que los europeos tengan una mala opinión de un establecimiento son el desorden y la ocultación de la cocina. Los ciudadanos reflejan en la encuesta que no poder ver como se concinan los alimentos les genera desconfianza.

La Product & Market Manager Iberia- AFH Tissue Europe, Pilar Jiménez, rompe una lanza en favor de los locales gastronómicos asegurando no creer que la situación "sea tan mala como se desprende del estudio". Sin embargo, afirma que "los europeos lo perciben así, por lo que la industria de la restauración necesita trabajar en el área de la limpieza".

La especialista, explica que los profesionales de la restauración "son conscientes de que los aspectos en torno a la higiene están regulados por leyes". Por ello, cree que los trabajadores son profesionales en la mayoría de los casos.