Actualizado 20/02/2007 15:00 CET

Estudios científicos demuestran que la cerveza ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS)

Estudios científicos nacionales e internacionales han demostrado que el consumo moderado de cerveza aporta cantidades significativas de vitamina B, fibra, minerales y antioxidantes naturales que pueden ayudar a prevenir distintos tipos de enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, informó hoy el Centro de Información Cerveza y Salud.

"Existen --añadieron-- numerosas evidencias científicas que demuestran que el consumo moderado por parte de adultos sanos de bebidas fermentadas de baja graduación alcohólica, como la cerveza, el vino o la sidra, no sólo no es perjudicial, sino que es compatible con una dieta y un estilo de vida saludables".

"Tanto es así --señalaron--, que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) incluye la cerveza, junto con el resto de bebidas fermentadas, en la 'Pirámide de la Alimentación Saludable', siempre que su consumo sea moderado. Por eso, desde el Centro de Información Cerveza y Salud hemos elaborado un decálogo con las evidencias científicas sobre los beneficios de un consumo moderado de cerveza en adultos".

"En primer lugar --explicaron--, la cerveza proporciona protección cardiovascular. Los consumidores de cerveza de forma moderada y regular tienen menos riesgo de sufrir infarto de miocardio que los no bebedores, debido a que reduce la coagulación sanguínea y el colesterol LDL, mientras que aumenta el colesterol de alta densidad, conocido como el 'colesterol bueno' o HDL".

"Además --añadieron--, evita la retención de líquidos, ya que su bajo contenido en sodio la hace altamente depurativa, y ayuda a prevenir la úlcera gástrica, llegando a disminuir hasta en un 17 por ciento el riesgo de infección por 'Helicobacter Pylori'". "Por otra parte --apuntaron--, es la bebida que presenta mayor aporte de fibra en nuestra dieta, lo que se traduce en una disminución de la hipercolesterolemia, y en la absorción de glucosa y de grasas".

PREVENCIÓN DE LA OSTEOPOROSIS

"La cerveza --comentaron-- es también una fuente de silicio, por lo que previene contra la osteoporosis, y sus vitaminas --fundamentalmente del grupo B-- ayudan a evitar la oxidación celular. Además, el ácido fólico es muy útil para la prevención de la anemia megaloblástica y está recomendado por los médicos para las mujeres que desean quedarse embarazadas".

"Asimismo --señalaron--, la cerveza mejora el sistema inmune contra patógenos externos, disminuye los factores de riesgo de las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, y previene las enfermedades inflamatorias".

"Por último --manifestaron--, hay que señalar que la cerveza no engorda. Su valor calórico es muy reducido --unas noventa calorías por caña--. Además, la comunidad científica afirma que no se puede culpar a un alimento o bebida de los kilos de más, sino que estos kilos se deben a una alimentación poco equilibrada y al sedentarismo".