Un estudio piloto muestra que el servicio de telegerontología mejora capacidades cognitivas

Actualizado 11/06/2013 19:09:10 CET

Millán Calenti asegura que las personas con "demencia leve" son "capaces" de utilizar el sistema de teleasistencia

A CORUÑA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La utilización del sistema de teleasistencia avanzada diseñado por investigadores de la Universidade de A Coruña (UDC), Telegerontología, mejora el "sistema de ánimo" de los usuarios y produce una "mejoría cognitiva del estado mental", según se desprende del estudio piloto del dispositivo.

En rueda de prensa, el director del Grupo de Investigación en Gerontología de la UDC, José Carlos Millán Calenti, ha presentado los resultados de un estudio que se basa en el análisis de la utilización del dispositivo en 16 usuarios particulares de la ciudad de A Coruña y en 142 usuarios de centros de Galicia.

Asimismo, según ha resaltado Millán Calenti, el estudio demuestra que los usuarios de domicilios particulares "con demencia leve" son "capaces" de utilizar por sí mismos este dispositivo, que puede trasladarse a los domicilios que así lo requieran a un coste de 75 euros al mes.

Según el director del Grupo de Investigación en Gerontología de la UDC, el dispositivo, que cuenta con unos 500 usuarios en Galicia, podría retrasar el ingreso en centros de residencia. "El coste de una residencia de 3.000 euros daría para pagar 40 meses de Telegerontología", ha comparado.

ACTUACIÓN PERSONALIZADA

Así, el dispositivo valora el estado de cada persona de manera individual y personaliza las actuaciones terapéuticas necesarias en cada momento, analizando su estado cognitivo, la tensión arterial, pulso, nivel de saturación de oxígeno en sangre y otros parámetros.

Asimismo, conforme ha indicado el director del Grupo de Investigación en Gerontología de la UDC facilita la interacción por videoconferencia, fomentando la atención centrada en la persona de forma online y el envejecimiento activo.

El sistema realiza estas funciones mediante una conexión a Internet y se compone de una pantalla táctil de uso sencillo e intuitivo; un terminal central que conecta todos los dispositivos y la comunicación exterior, así como su gestión remota desde un centro de control en el que un equipo de expertos atiende las 24 horas del día cualquier incidencia o consulta.

Además, incluye la teleoftalmología que valora la agudeza visual de forma 'online'. También cuenta con la posibilidad de navegar por internet con un teclado visual y, según ha indicado Millán Calenti, se trabaja en la inclusión de un módulo de alimentación para facilitar una variedad de menús.