Estudio descubre que la malaria y la fiebre tifoidea son la mayor amenaza de salud para los viajeros a zonas tropicales

Actualizado 17/01/2013 11:36:38 CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La malaria y la fiebre tifoidea, y no el virus del Ébola, deben encabezar la lista de enfermedades a analizar con el médico de cabecera cuando un viajero regresa de un viaje tropical, principalmente si se ha visitado África Occidental o India, según las conclusiones de un nuevo estudio, publicadas en 'American Journal of Tropical Medicine and Hygiene'.

En la investigación de más de 80.000 viajeros que buscaron atención médica por enfermedades a su regreso, en torno a 3.000, lo que supone el 4 por ciento, se vieron afectados por la malaria, la fiebre tifoidea y otras enfermedades tropicales potencialmente mortales. Por el contrario, ni un solo viajero contrajo el virus del Ébola, altamente contagioso y mortal, que suele ser una de las enfermedades tropicales más temidas por los viajeros.

"Si bien el diagnóstico y el tratamiento de la malaria y la fiebre tifoidea y muchas otras enfermedades tropicales han mejorado mucho a lo largo de los años, la gente puede morir si no se trata rápidamente después de que aparezcan sus síntomas", afirmó el investigador de la Universidad de Oslo (Noruega) Mogens Jensenius, que analizó con sus colegas 15 años de datos introducidos en la base de datos de la red de vigilancia GeoSentinel.

"Los médicos y las enfermeras de los países occidentales tienen que estar atentos al considerar estas infecciones tropicales potencialmente mortales en los viajeros recién regresado con fiebre, e identificar y tratar rápidamente", subraya este experto.

Jensenius y sus colegas investigadores de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU y otras universidades de Europa, Israel, Australia y Estados Unidos analizaron los datos de 82.825 viajeros enfermos procedentes de Europa, América del Norte, Israel, Japón, Australia y Nueva Zelanda que buscaron atención en las clínicas asociadas con GeoSentinel desde junio de 1996 hasta agosto de 2011 con enfermedades contraídas durante el viaje a los trópicos.

Los científicos encontraron que 3.655 pacientes, es decir, el 4,4 por ciento del total, tenían una de las 13 enfermedades mortales y se registraron 13 muertos, de los cuales diez eran pacientes con malaria, que provoca la picadura de un mosquito hembra. Además, se descubrió que el 76,9 por ciento de los diagnosticados tenían malaria y se observó sobre todo en personas que viajaron a África Occidental.

Fiebres como la fiebre tifoidea, una infección potencialmente mortal bacteriana contraída a través de alimentos y agua contaminados en áreas con mala higiene, se detectó en el 18,1 por ciento de los pacientes y en mayoría de los casos fueron en visitantes del subcontinente indio.

Leptospirosis, una rara infección bacteriana que suele ser causada por la exposición al agua contaminada, se le diagnosticó al 2,4 por ciento de los viajeros enfermos. Por el contrario, no hubo casos de ébola, fiebre de Lassa o fiebre amarilla entre los más de 82.000 viajeros enfermos occidentales incluidos en el estudio.

"Nos quedamos bastante sorprendidos de que estas temidas enfermedades infecciosas virales estuvieran completamente ausentes", reconoció Jensenius, que también es médico de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Oslo. "La gente habla de ellas todo el tiempo, pero nuestro trabajo sugiere que estas son todavía muy, muy raras entre los viajeros", tranquilizó.