Actualizado 16/05/2007 15:30 CET

Un estudio confirma la eficacia de 'Femara' (Novartis) en pacientes postmenopáusicas con cáncer de mama

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento con letrozol, comercializado por Novartis con el nombre de 'Femara', es más eficaz que tamoxifeno para reducir el riesgo de cáncer de mama hormonosensible en estadios iniciales en pacientes posmenopáusicas tras 51 meses de tratamiento, según se desprende de los resultados del estudio BIG 1-98 presentados hoy por el autor del mismo y profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sydney (Australia), el doctor Alan Coates.

Así, este inhibidor de la aromatasa que se administra vía oral una vez al día muestra una reducción del riesgo de recurrencia del cáncer de mama un 18 por ciento más que el tamoxifeno --tratamiento hormonal más utilizado en los últimos 25 años-- al tiempo que reduce en un 19 por ciento más el riesgo de diseminación del cáncer a otras zonas del organismo o metástasis.

En el ensayo clínico participaron más de 8.000 pacientes de 30 países incluido España, y su eficacia se demostró tanto en pacientes que comenzaron directamente su tratamiento con 'Femara' como en aquellos que tras dos años con tamoxifeno cambiaron a este nuevo tratamiento.

Según explicó el doctor Coates, en ambos casos se han obtenido unos resultados positivos, aunque habrá que esperar hasta finales de año --cuando se conozcan próximos resultados del estudio BIG 1-98-- para conocer las razones teóricas que demuestran en qué caso es más eficaz. Del mismo modo, también se observó que tras el segundo año de tratamiento con tamoxifeno se dan más casos de recidiva que en pacientes tratados con 'Femara', si bien "se desconoce el porqué de estos efectos", aseguró.

En cuanto a su efecto en mujeres con afectación ganglionar, 'Femara' también redujo significativamente el riesgo de recurrencia un 23 por ciento más en comparación con tamoxifeno. En mujeres que recibieron quimioterapia, la reducción fue de un 26 por ciento más en comparación con el otro tratamiento.

Por otro lado, entre los efectos secundarios que provoca esta terapia, se observa como la reducción de estrógenos que 'Femara' provoca hace que se debilite la densidad osea con mayor riesgo de sufrir osteoporosis o fracturas oseas. De hecho, los resultados progresivos del estudio han demostrado un alto índice de fracturas, por lo que resulta necesario complementar a estos pacientes con calcio y vitamina D, además de mediciones de la capacidad osea al principio y durante el tratamiento.

Del mismo modo, el doctor Coates explicó que su aplicación podría ofrecer algunos beneficios en pacientes con cáncer de próstata dada sus efectos sobre los estrógenos, aunque no existen ensayos clínicos al respecto.

Además, este experto explicó que se han realizado estudios farmacoeconómicos en algunos países desarrollados donde se establece que el tratamiento con 'Femara' tiene un coste "aceptable" en dichos países, si bien el coste más bajo de tamoxifeno hace que en países en desarrollo se pueda comenzar con este tratamiento para luego cambiar a 'Femara'.