Publicado 11/05/2022 15:23

Se estabiliza la incidencia de casos en Navarra y descienden los ingresos hospitalarios

Archivo - Una profesional sanitaria sostiene un vial de la vacuna de Moderna contra la Covid-19
Archivo - Una profesional sanitaria sostiene un vial de la vacuna de Moderna contra la Covid-19 - Eduardo Sanz - Europa Press - Archivo

Al finalizar la semana había hospitalizadas 73 personas por Covid-19, cinco de ellas en la UCI

PAMPLONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La última semana se ha caracterizado por la estabilidad registrada en los nuevos casos de COVID-19, también en los mayores de 60 años, y por el descenso en un 23% en los ingresos hospitalarios. Los fallecimientos han aumentado, de tres a siete. Así se refleja en el último Informe Epidemiológico del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

Del 2 al 8 de mayo se han confirmado 3.878 casos por PCR o antígeno (588 por 100.000), lo que supone una situación "estable" respecto a la semana anterior. La tasa más alta se sitúa en mayores de 75 años que superan el 1% semanal. Por su parte, la semana pasada no se registró ningún ingreso en UCI, mientras que los fallecimientos aumentaron de tres a siete.

Además, según el informe de la evolución sanitaria semanal, y que recoge las cifras de ocupación del espacio COVID-19 en los hospitales, una vez realizado el balance de altas y bajas, el número de pacientes ingresados pasó de las 83 personas hospitalizadas con las que finalizó la semana previa, a las 73 del pasado domingo, 8 de mayo. Ese mismo período se abrió y se cerró con cinco pacientes en la UCI.

Asimismo, el último análisis del Ministerio de Sanidad, publicado ayer martes, refleja una tasa de ocupación hospitalaria de 10,88 pacientes por 100.000 habitantes en Navarra (el decimocuarto puesto entre las comunidades autónomas) y una tasa de ocupación en la UCI de 0,91 por 100.000 habitantes (en el puesto séptimo en el conjunto del Estado).

Sobre la vigilancia para la detección temprana de la pandemia, el informe del ISPLN señala que, en la última semana, se ha mantenido "estable" la presencia de material genético del SARS-CoV-2 en aguas residuales de la comarca de Tudela y ha aumentado en Pamplona en comparación con la semana previa. En lo que se refiere a la secuenciación de muestras, sigue predominando la subvariante ómicron BA.2.

EL 53% DE LA POBLACIÓN NAVARRA TIENE LA DOSIS DE REFUERZO

Hasta el 8 de mayo se habían administrado 1.408.377 dosis de vacuna: 574.306 personas, el 87% de la población de Navarra, han recibido alguna dosis; 561.799 (85%) tienen la pauta completa; y 348.318 (53%) tienen además una dosis de refuerzo. Entre la población de Navarra de 5 años y más, el 91% ha recibido alguna dosis, el 89% tiene la vacunación completa y el 55% tiene, además, una dosis de refuerzo.

La vacunación muestra una efectividad superior al 90% para prevenir hospitalizaciones por COVID-19. La efectividad de las vacunas para prevenir infecciones es menor y, por ello, los vacunados "han de mantener también medidas preventivas complementarias para no infectarse y no contagiar". En comparación a las personas no vacunadas, las correctamente vacunadas que llegan a infectarse tienen reducida en más de un 90% la probabilidad de ingreso hospitalario.

MANTENIMIENTO DE LAS MEDIDAS PREVENTIVAS

Salud Pública ha recordado que la población afectada por el virus, que no vive en una institución, no tiene que guardar aislamiento. Además, aquellas personas que no son vulnerables (de 60 y más años, inmunodeprimidas y mujeres embarazadas) ni trabajen ni residen en ámbitos vulnerables (centros sanitarios asistenciales, sociosanitarios, centros de día, penitenciarios y otros centros con personas institucionalizadas) y que tengan síntomas leves o sean asintomáticos, no tienen indicación de realizar una prueba diagnóstica.

En el caso de la población vulnerable, aunque no esté indicado guardar aislamiento, sí se realizará una prueba diagnóstica por parte del sistema sanitario.

En todos los casos sí se recomiendan mantener medidas preventivas reforzadas durante 10 días tras el inicio de los síntomas (utilización de mascarilla siempre que se esté con otras personas, lavado de manos, disminución de las interacciones sociales y evitar el contacto con personas vulnerables y acudir a eventos multitudinarios). Asimismo, los contactos estrechos mantendrán "medidas preventivas reforzadas" durante 10 días, ha explicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Según el Informe, "la transmisión se ha estabilizado en niveles altos, lo que puede explicarse por la alta interacción social, y la alta incidencia en mayores obliga a recordar la importancia de mantener las medidas preventivas en torno a las personas vulnerables, aunque estén vacunadas".

Asimismo, desde Salud Pública también se recuerda que desde el 20 de abril la mascarilla continúa siendo obligatoria, para las personas mayores de 6 años, en los centros sanitarios (incluidas las farmacias) para visitantes y profesionales y para los pacientes ingresados cuando salgan de su habitación.

En los centros sociosanitarios (para trabajadores en todas las áreas del centro y visitantes cuando estén en zonas compartidas, y no es obligatoria para residentes y/o usuarios); y en los medios de transporte (en el interior del transporte público de viajeros -incluido el escolar-, trenes, autobuses y aviones).

Contador