Actualizado 10/05/2006 20:00 CET

Los españoles de más de 60 años tienen un riesgo de sufrir un ictus superior al 20 por ciento

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Los españoles de más de 60 años presentan un riesgo de sufrir un ictus o accidente cerebrovascular superior al 20 por ciento en un plazo de diez años. Esta posibilidad aumenta de forma notable si la persona es hipertensa, diabética u obesa, según concluye el estudio PREVICTUS, presentado hoy en Madrid coincidiendo con el Día Europeo de la Prevención del Ictus.

La investigación, en la que han participado 7.353 pacientes y 1.200 médicos de atención primaria, está avalada por la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión (SEH-LELHA) y la SEMERGEN (Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista).

El coordinador del estudio, el doctor Josep Redón, del Hospital Clínico de Valencia, explicó que en el caso de los hipertensos, el estudio demuestra que el riesgo de sufrir un ictus se eleva un 5 por ciento; en los diabéticos, un 30 por ciento; en los afectados por fibrilación auricular (arritmia), un 50 por ciento, y en los casos de hipertrofia ventricular izquierda, casi un 50 por ciento también.

Se calcula que cada año mueren en España 40.000 personas a causa de un ictus. Es la principal causa de discapacidad en el adulto y la primera causa de muerte entre la población femenina. Redón aseguró que el control de la presión arterial es la mejor medida que se puede adoptar para reducir el riesgo de sufrir un ictus. Con esta medida se podrían evitar anualmente el 40 por ciento de las muertes que provoca el ictus, aseguró.

Por su parte, el presidente de la SEH, Luis Miguel Ruilope, destacó que el ictus es "la consecuencia más devastadora de la enfermedad cardiovascular" y explicó que sólo un tercio de los afectados se recupera totalmente. "Es devastador, es frecuente y a partir de los 60 años, es más probable tener un ictus que un infarto", dijo. Sin embargo, el experto insistió en que se trata de un proceso "prevenible" y remarcó que la hipertensión arterial "es el factor número uno de producir la muerte de un sujeto", aunque el riesgo aumenta si se cuenta con otros factores de riesgo añadidos.

"La presión por sí sola mata, pero con otros factores antes", añadió.

CAMPAÑA DE PREVENCIÓN

Con el objetivo de reducir al máximo el riesgo puesto de manifiesto en este estudio, se pone en marcha una campaña nacional de prevención que llegará a todas las comunidades autónomas durante los próximos meses. La campaña, que lleva el eslogan 'Para prevenir el ictus, tómese en serio la tensión', organizará puntos de toma de tensión arterial gratuitas, donde se entregará material informativo y en los que los profesionales sanitarios ofrecerán consejos y recomendaciones.

Por su parte, el director de la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE), Valeriano García, mostró su apoyo a la campaña de sensibilización para luchar contra el "desconocimiento" que rodea al ictus. El especialista destacó el "drama" que se esconde detrás de los 150.000 españoles afectados por daño cerebral a consecuencia de un accidente cerebrovascular.