España, el país de la UE que más ha reducido la exposición del fumador pasivo en bares y restaurantes

Actualizado 22/02/2013 14:29:18 CET
EUROPA PRESS

BRUSELAS, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La exposición de los no fumadores al humo del tabaco en lugares públicos se ha reducido en toda la Unión Europea en los últimos años, un 46 % menos en 2012 con respecto a 2009, según un informe de la Comisión Europea en el que España aparece como el país en el que más se ha mejorado la situación en bares y restaurantes.

En concreto, la exposición en locales de ocio como bares y restaurantes se recortó hasta 70 puntos porcentuales en el caso de España entre 2009 y 2012, que logra unos resultados mejores que la media europea.

Mientras que el 28 % de los europeos se exponen al humo del tabaco en bares y por encima del 10 % en restaurantes, en el caso de España este índice se coloca por debajo del 20 % en los bares y por debajo del 10 %, en restaurantes.

A España le siguen en estos buenos resultados Bélgica, Países Bajos y Polonia, pero el Ejecutivo comunitario señala que todas estas fuertes caídas, a excepción del caso holandés, coinciden con la entrada en vigor de restricciones en sus legislaciones nacionales, lo que "subraya la importancia de estas medidas".

En cuanto al lugar de trabajo, el informe de la Comisión indica que entre el 6 y el 7 % de los europeos están expuestos al menos una hora al humo del tabaco, mientras que en España esta exposición se reduce al 5 % aproximadamente.

Bruselas ha celebrado la caída del tabaquismo pasivo en general en la Unión Europea, que se cifra en un 26 % de media, pero advierte de que sigue sin ser suficiente y pide seguir avanzando con las medidas que permiten su reducción.

"Insto a todos los Estados miembros a redoblar los esfuerzos para aplicar su legislación y felicito a aquellos que han adoptado leyes antitabaco ambiciosas. Pido al resto que les alcancen el paso", ha declarado el comisario de Salud y Consumo, Tonio Borg.

El Ejecutivo comunitario insiste en que las normas antitabaco tienen beneficios "inmediatos" en la salud de los ciudadanos, como la reducción de ataques al corazón y una mejor capacidad respiratoria. Además, pone como ejemplo los casos de España, Bélgica y Polonia de cómo "una legislación completa ha permitido una muy clara mejora en poco tiempo".