Actualizado 03/03/2011 19:09 CET

España gasta 1.600 millones anuales en tratar la hipertensión

BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

España gasta alrededor de 1.600 millones de euros al año en tratar la hipertensión, y la cifra aumentará en los próximos años debido al incremento en el precio de las herramientas diagnósticas y de los medicamentos.

Así lo han puesto de manifiesto diversos expertos reunidos en el marco de la XVI reunión de la Sociedad Española de Hipertensión y de la Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA).

El encuentro, que se celebra en Barcelona, ha servido también para presentar el libro 'Hipertensión arterial 2020', en el que se evidencia que en 15 años, en 2025, existirán un 60 por ciento más de hipertensos en todo el mundo, lo que representan 588 millones más de personas con esta dolencia.

En España se calcula que el 30 por ciento de la población tiene un nivel inadecuado de hipertensión arterial, una prevalencia que aumenta hasta el 59 por ciento en el caso de personas que ya han cumplido 65 años.

Las enfermedades cardiovasculares son las que más demanda asistencial originan en la mayoría de sistemas sanitarios y "a ellas se debe la mayoría de bajas por incapacidad laboral transitoria y permanente", ha recordado el coordinador del libro y jefe de la Unidad de Hipertensión del Hospital Clínic de Barcelona, Antonio Coca.

Por ello, los expertos han destacado el valor de las campañas de prevención y educación para reducir el impacto de estas dolencias, como la nueva ley antitabaco o las campañas para reducir el consumo de sal.

De hecho, según ha recordado Coca, la patología coronaria en los fumadores es tres veces mayor que en el resto de la población, y uno de cada tres hipertensos consume sal en exceso.

A pesar de que no está previsto que aparezcan en los próximos años nuevos tratamientos antihipertensivos que actúen sobre mecanismos diferentes a los actuales, los especialistas han destacado que si hay confianza en el desarrollo de combinaciones fijas de dos y tres medicamentos en un solo comprimido.