Actualizado 16/04/2013 15:57 CET

España es uno de los cinco países que más participan en ensayos a nivel europeo de nuevos fármacos contra el dolor

Dolor De Cabeza
DR. SIMMI

Aunque los fármacos de este área se situaron en un "modesto" noveno puesto a nivel nacional

SEVILLA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario La Paz (Madrid), el doctor José María Muñoz, ha destacado que España es "uno de los cinco países a nivel europeo que más participan en ensayos clínicos europeos" de nuevos fármacos contra el dolor, "pese a la enorme burocracia que conlleva".

En el marco del X Congreso Nacional de la Sociedad Española del Dolor (SED) y la XI Reunión Iberoamericana del Dolor, que concluyó este pasado fin de semana en Granada, este especialista ha abordado la fase de ensayos clínicos y legislación vigente al respecto y ha destacado el "importante papel" que desempeña la industria farmacéutica en la financiación de la investigación de nuevos medicamentos.

Por su parte, la profesora Isabel Martín, moderadora del taller 'Desarrollo de un fármaco analgésico: desde la molécula hasta la comercialización', patrocinado por Grünenthal, ha defendido que la tendencia actual en los estudios preclínicos de un medicamento analgésico se centra en "humanizar" los modelos animales, valorándolos en patologías con correspondencia humana y analizando la mejoría del dolor por la calidad de vida en situaciones de interés clínico.

"Al contrario de lo que pudiera parecer, no es una tarea nada fácil en la medida en que es menos reproducible y más subjetiva, y porque hay más variabilidad interindividual", ha comentado.

Según datos de Farmaindustria, los laboratorios nacionales invirtieron más de 450 millones de euros en investigación clínica, de los que un 53,2 por ciento se dedicó a estudios de fase III. En este contexto, los fármacos del área de Dolor y Anestesia se situaron en un "modesto" noveno puesto a nivel nacional.

Por su parte, el doctor Víctor Mayoral, coordinador de la Unidad de Dolor del Hospital Universitario de Bellvitge y secretario de la SED, se ha referido al "escaso" número de moléculas analgésicas que han salido al mercado en los últimos años, "a pesar de la enorme cantidad de investigación básica que sí hemos observado".

Según este experto, algunas de las investigaciones que se han quedado en el camino han fracasado por el "error de utilizar únicamente como variable principal la intensidad del dolor". Aunque es válida para el dolor agudo, ha puntualizado que ello "no refleja la realidad en el caso concreto del dolor crónico, donde debe incorporarse la funcionalidad, al igual que hacemos los profesionales en la práctica clínica".

LA COMPLEJIDAD DEL PACIENTE CON DOLOR

Por su parte, el doctor Luis Miguel Torres, jefe del Servicio de Anestesia del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, ha admitido que los pacientes que acuden a las unidades de dolor "suelen presentar cuadros clínicos bastante complejos por la tristemente frecuente demora sufrida en el diagnóstico de su problema".

"Estas personas pueden tener otras patologías añadidas, como diabetes o hipertensión, que hacen todavía más compleja su situación", ha añadido este experto, para quien el entorno sanitario "no está bien coordinado a este respecto, por lo que se hacen necesarios equipos multidisciplinares para el correcto abordaje de estos pacientes". El experto también se ha mostrado preocupado por los recortes, que "están afectando de manera importante a las unidades del dolor".