Un equipo de bomberos de Madrid y Zaragoza viaja hoy a Haití para atender a los damnificados por los huracanes

Actualizado 20/09/2008 11:42:59 CET

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF), formado por efectivos y personal médico de Madrid y Zaragoza, saldrá de España hoy hacia Haití para atender a los 800.000 damnificados por los cuatro huracanes que han asolado la isla durante las últimas semanas, según informó hoy la ONG.

Allí ya se encuentran cinco miembros de BUSF procedentes de Perú, Nicaragua y Guatemala, además de dos mil kilos de medicamentos, un hospital de campaña y una planta de potabilización. El equipo de BUSF en la zona se ha desplazado a lugares hasta donde hasta ahora no había accedido ninguna ONG, y que se encuentran bloqueados por las inundaciones.

Según la última reunión mantenida en Madrid con la AECID, son más de 800.000 los damnificados y casi 700 muertos en Haití. Además, la ONU realizó la pasada semana un llamamiento de ayuda de 107 millones de dólares.

En la Península del Tiburón, situada en el departamento sur de Haití y donde viven cerca de 20.000 personas, han fallecido más de una treintena. Hasta el lugar sólo ha podido acceder la armada canadiense con barcas y calcula que hay cerca de 1.300 familias afectadas.

La coordinadora general de la oficina técnica de cooperación de AECID en Haití, Rosa Beltrán, indicó que "además de los estragos causados por la lluvia y el viento en términos de destrucción de casas o cosechas, la situación de hambruna está empezando a ser alarmante, así como la ausencia de agua potable". Por ello, solicitó a BUSF la instalación de plantas potabilizadoras, así como el apoyo con personal sanitario y medicamentos.

Por su parte, el director general del Centro de Respuesta ante Catástrofes de Bomberos Unidos en Nicaragua, Jorge Hernani, y el responsable de la Unidad Médica del Grupo de Intervención ante Catástrofes, Gustavo Zamora, se desplazaron hasta la zona afectada el pasado sábado 6 de septiembre, donde mantuvieron varias reuniones de coordinación con la Oficina de Coordinación de la Ayuda Humanitaria, UNICEF, United Nations Disaster Assessment and Coordination (UNDAC) y el equipo de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) en Haití.

Allí, realizaron un informe de evaluación de daños y análisis de necesidades (EDAN) en coordinación con Oficina de Coordinación de Desastres (OFDA) y el comité de emergencia nacional, mientras que el ministro del Interior de Haití, Paul Antoine Bien-Aime, redactó un comunicado, remitido a Bomberos Unidos Sin Fronteras, en el que solicitó el envío urgente de una planta de potabilización y un hospital de campaña.