La epidemia de cólera se ha cobrado hasta el momento 82 vidas en Somalia

Actualizado 06/02/2007 11:16:07 CET

NAIROBI, 6 Feb. (EUROPA PRESS)

Al menos 82 personas han perdido la vida en los últimos diez días tras la aparición de un brote de cólera en las localidades de Beletweyne, Buulo Burte y Jalalaqsi en la región de Hiiraan, en el centro del país, informaron fuentes médicas.

Según declaró el director del programa Cuerpo Internacional de Médicos en Beletweyne, capital de la región, Hassan Odawa, "al menos 82 personas, 50 de ellas niños, han muerto de cólera en tres distritos".

Los centros de tratamiento de la enfermedad, añadió, fueron instalados el pasado 3 de febrero en los distritos afectados por las agencias que tratan de poner freno al brote, así como por la Fuerza Operativa para el Cólera, según recoge la agencia de noticias de la ONU, Irin.

El brote de cólera fue confirmado tras varias pruebas realizadas en la capital de Kenia, Nairobi. "Tuvimos 110 casos en tres distritos en la última semana", constató Odawa, puntualizando que "en Beletweyne, hubo 15 casos, y dos muertos". Por otra parte, en Buulo Burte se detectaron 38 casos y una muerte, mientras en Jalalaqsi hubo 57 casos y 12 víctimas mortales.

Desde que comenzó la epidemia en enero, se han registrado al menos 1.229 casos y 150 fallecimientos por lo que se creía en un primer momentos que era "simple diarrea", señaló.

Odawa afirmó que el brote se debe a las recientes inundaciones que han devastado la región y contaminado el agua. "Sospechamos que el problema es el agua que al gente está bebiendo". "Las inundaciones destruyeron la mayoría d e las letrinas y los pozos, por lo que las aguas residuales acaban en los pozos", explicó.

"Hemos comenzado a clorar los pozos en todos los distritos pero, desafortunadamente, estamos teniendo dificultades en el acceso a determinados pueblos remotos debido a la falta de transporte", dijo Odawa.

Por el momento, hay suficientes reservas de sales de rehidratación oral para el tratamiento de afectados, pese a lo que "si la situación no se estabiliza pronto necesitaremos obtener más fuentes para contener el brote", dijo el director del programa.