El ensayo clínico de delamanid señala que ayuda al tratamiento de la tuberculosis multirresistente

Actualizado 12/06/2012 12:47:06 CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ensayo clínico de eficacia y seguridad del compuesto delamanid, investigado por la compañía Otsuka Pharmaceutical, refleja que puede ayudar al tratamiento de la tuberculosis multirresistente. Y es que, los datos, publicados en la revista 'New England Journal Of Medicine', muestran un 53 por ciento de negativizaciones del bacilo de Koch (BK), en el cultivo del esputo a los dos meses en los pacientes que recibieron delamanid en dosis de 100 miligramos dos veces al día, asociado al tratamiento estándar definido en las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En las últimas dos décadas, la tuberculosis resistente a medicamentos se ha convertido en una amenaza de salud pública, con cepas cada vez más resistentes a los fármacos en primera línea. En este sentido, el 'Plan Mundial para Parar la Tuberculosis 2011-2015' ha hecho un llamamiento para el desarrollo urgente de medicamentos innovadores con mecanismos de acción que permitan tratar todos los tipos de tuberculosis, incluida la multirresistente, la más difícil de curar y que conlleva la tasa más alta de mortalidad.

No obstante, delamanid pertenece a una nueva clase de fármacos, conocidos como 'nitro-dihidro-imidazo-oxazoles', y actúa inhibiendo la síntesis del ácido micólico. La última vez que se descubrió un medicamento contra la tuberculosis fue en el año 1963.

"El tratamiento de la tuberculosis ha sido una prioridad para Otsuka en los últimos 30 años y, en este tiempo, nos hemos convertido en la compañía que más ha apostado en Investigación y Desarrollo en tuberculosis. Estamos comprometidos en la búsqueda de tratamientos mejor tolerados, simples y cortos y que sean eficaces en pacientes que manifiestan resistencia a las terapias actuales", asegura el responsable de 'TB Global Project' y 'CEO de Otsuka Japón', Masuhiro Yoshitake.

DATOS DEL ESTUDIO

Concretamente, el estudio desarrollado con delamanid es un ensayo doble ciego, randomizado, controlado con placebo, en el que han participado 17 centros de nueve países. Se diseñó para valorar la farmacocinética, eficacia, tolerancia y seguridad de dos dosis de delamanid, 100 y 200 miligramos, administrados con el régimen estándar frente a placebo más el tratamiento estándar. Este último régimen se estableció de acuerdo con las recomendaciones de la OMS para la tuberculosis multirresistente.

Los pacientes fueron tratados durante ocho semanas, durante las cuales se les realizó monitorizaciones sobre seguridad y pruebas de cultivos de esputo. Se definió la negativización de la presencia de bacilo de Koch en el esputo a los dos meses como medida de tratamiento de éxito.

Asimismo, para las valoraciones, se utilizó el sistema de tubo indicador de crecimiento micobacteriano --Mycobacterial Growth Indicator Tube (MGIT)-- que constituye uno de los procedimientos más sensibles, así como el cultivo micobacteriológico sólido. En este sentido, se consideraba que se había alcanzado la negativización cuando se producían resultados negativos en cinco cultivos semanales consecutivos.

En el ensayo participaron 481 pacientes entre 18 y 64 años con sospecha de tuberculosis multirresistente, a los que se les administró al menos una dosis de medicamento. De todos ellos, 402 cumplieron el criterio de cultivo del esputo positivo en el momento de inicio y se incluyeron en el análisis de eficacia.

El objetivo primario era determinar el número de pacientes que lograban la negativización en dos meses utilizando el sistema de valoración MIGT. Además, se buscaron también otros objetivos secundarios, entre ellos el tiempo de negativización.

PRINCIPALES HALLAZGOS

Por otra parte, los resultados del estudio fase II muestran que el 45,4 por ciento de los pacientes que recibieron 100 miligramos de delamanid más el régimen estándar y el 41,9 por ciento a los que se les administró 200 miligramos más el tratamiento estándar lograron la negativización en dos semanas de tratamiento, frente al 29,6 por ciento de los pacientes del grupo placebo más el tratamiento estándar.

La conversión del cultivo del esputo con delamanid fue estadísticamente superior respecto a placebo. Asimismo, los resultados del análisis de conversión de cultivo del esputo en medio sólido fueron similares al primero, con valores de 53,8 por ciento, 65,2 por ciento y 33,6 por ciento para delamanid 100 miligramos, 200 miligramos y placebo, respectivamente.

Respecto al tiempo de conversión, el estudio refleja que al final de la quinta semana, el 24 por ciento y el 23 por ciento de los pacientes que recibieron delamanid 100 y 200 miligramos, respectivamente, alcanzaron la negativización frente al 13 por ciento del grupo placebo. A medida que progresó la duración del tratamiento más allá de los dos meses, la negativización se vio acelerada para los grupos tratados con delamanid respecto a los pacientes que recibieron placebo.

"Los tratamientos actuales para la tuberculosis son prolongados y complejos, lo que conduce al incumplimiento y, con ello, se incrementa el riesgo de recaída y aparición de multirresistencia", afirma el investigador principal de este estudio y especialista en tuberculosis en el Hospital Universitario Tartu (Estonia), Manfred Danilovits. Dicho esto, añade que este ensayo muestra que delamanid, cuando se añade al régimen estándar definido en las guías de la OMS, "puede ayudar a lograr una conversión del cultivo del esputo más temprana, reduciendo el contagio y aumentando las opciones de tratamiento de la tuberculosis multirresistente".

Respecto a los efectos adversos, fueron comparables entre los tres grupos analizados. En este sentido, El 91.3 por ciento, el 94.4 por ciento y el 94.4 por ciento de los pacientes que recibieron 100 miligramos, 200 miligramos de delamanid y el grupo control experimentaron uno o más eventos adversos. La mayoría de ellos fueron de leves a moderados.