Actualizado 01/06/2020 14:43 CET

Enfermeros y pediatras dan pautas para saber cómo actuar si los menores necesitan asistencia sanitaria

Pediatra, consulta bebé.
Pediatra, consulta bebé. - BAYER - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Organización Colegial de España, en colaboración con la Asociación Española de Enfermería Pediátrica (AEEP), han lanzado un vídeo y una infografía dirigidas a las familias con niños para ofrecerles las pautas que deben seguir antes de salir de casa y cuando ya estén en la calle o si tienen que acudir a un centro sanitario. Asimismo, incluyen un apartado específico dirigido a aquellas familias que tengan a su cargo un niño con una patología crónica o esté inmunodeprimido.

"Desde el principio, hemos apostado por poner al servicio de los ciudadanos toda nuestra experiencia y conocimientos para que estos tengan una fuente fiable a la que acudir en las distintas etapas que estamos viviendo. Ha habido mucho desconcierto y desinformación sobre la pandemia y la forma en que se comporta y se transmite el virus. Nos estamos enfrentando a una situación nueva tanto para los profesionales, que hemos tenido que adaptarnos e ir aprendiendo sobre la marcha, como para los ciudadanos, para quienes no siempre es fácil digerir la información que les llega", ha explicado el presidente de la Organización Colegial de Enfermería, Florentino Pérez Raya.

En este sentido, la presidenta de la Asociación Española de Enfermería Pediátrica (AEED), Isabel María Morales Gil, ha explicado que las recomendaciones son "útiles" para prevenir el contagio y es necesario seguirlas porque las investigaciones coinciden en que la población infantil y adolescente tiene las mismas probabilidades de contagiarse que los adultos y además pueden propagar la enfermedad.

"De otro lado, aunque la gran mayoría cursa la enfermedad de forma leve o asintomática también se pueden dar casos graves en niños y adolescentes. Asimismo, está el caso de niños y adolescentes inmunodeprimidos o con problemas crónicos de salud en quienes hay que seguir las recomendaciones de forma exhaustiva, además de otras medidas específicas individuales indicadas por el equipo sanitario que atiende al paciente", ha añadido.

En cuanto a la utilización de mascarilla entre los menores, otro de los aspectos que se tiene en cuenta en estos materiales, la presidenta de la AEED ha señalado que bien usadas y si el niño la tolera son recomendables, si bien a veces se las quitan, se las llevan a la boca, las chupan, juegan con ellas y en lugar de evitar el contagio pueden ser un elemento que lo facilite, por lo que ha destacado la importancia de valorar según la edad si el uso va a ser beneficioso o perjudicial. Así, mientras los niños de 6 años en adelante deben llevarlas, su uso sólo es sólo una recomendación entre los 3 y los 5 años y no se contempla por debajo de esa edad.

Otro de los aspectos en los que se detienen estos materiales es en la asistencia a los centros de salud y a este respecto subraya que el miedo al contagio "no debe impedir" que se acuda al centro de salud o a urgencias en caso necesario" puesto que se han tomado las medidas preventivas adecuadas. Además, retrasar el calendario vacunal en determinados casos, como los bebés menores de 15 meses, puede ser contraproducente.

"Queremos insistir en una serie de hábitos que, sin ser complicados, al contrario, son sencillos gestos que podemos incorporar fácilmente, contribuirán a la protección individual y colectiva. Así, insistimos una vez más en la importancia de lavarse frecuentemente las manos y recomendamos que los niños no lleven la merienda a la calle. También en que debemos evitar las aglomeraciones y no sentarnos en los bancos", ha apostillado Pérez Raya.

Y es que, enfatiza, hay otras medidas que, dependiendo sobre todo de la edad del niño, son más difíciles de cumplir, por ejemplo, el distanciamiento de dos metros, especialmente si se encuentran con amigos a los que hace tiempo que no ven. "Por eso, debemos dedicar tiempo a hablar con ellos antes de salir de casa, para explicarles la situación con la mayor naturalidad posible y conseguir que, una vez en la calle, sean conscientes de la importancia que tiene actuar con responsabilidad. No son pocos los niños que llaman la atención a sus propios padres cuando estos se saltan alguna de las normas, no debemos pensar que por ser niños no lo van a entender, al contrario. En este tiempo, no pocas veces hemos escuchado cómo los más pequeños han llevado mejor el confinamiento que sus propios padres", ha zanjado.