Publicado 29/10/2020 13:56CET

Los enfermeros celebran como un "paso histórico" la aprobación de la guía de fármacos que pueden prescribir para heridas

Una enfermera revisa la lista de tratamiento de un paciente pegada en la ventana del Hospital Municipal de Zhangzhou, provincia de Fujian, en el sudeste de China. 2 de febrero de 2020.
Una enfermera revisa la lista de tratamiento de un paciente pegada en la ventana del Hospital Municipal de Zhangzhou, provincia de Fujian, en el sudeste de China. 2 de febrero de 2020. - XIAO HEYONG/XINHUA - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya, ha calificado de "paso histórico para la profesión y para la sanidad española" la validación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la 'Guía para la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica por parte de los enfermeros de heridas', aprobada por la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el pasado 13 de octubre.

"Es un paso histórico para la profesión y para la Sanidad española, pero todavía hay nueve CCAA (y el Ingesa en el caso de Ceuta y Melilla) que siguen sin acreditar a las enfermeras como prescriptoras, tal y como establece dicta la Ley. Han sido más de 15 años de intensa lucha desigual por algo que, en esencia, solo repercute en el bienestar de los pacientes y agiliza y mejora la respuesta sanitaria ante todo tipo de problemas de salud. En este caso, hablamos de un terreno muy propio de las enfermeras, como son las heridas de todo tipo, así como las úlceras por presión", ha señalado Pérez Raya en un comunicado.

Los enfermeros resaltan que la situación de emergencia sanitaria había retrasado la aprobación de esta y otras guías pendientes de aprobación. Con el visto bueno a la guía de heridas, que nace de un "profundo consenso" entre las organizaciones colegiales de enfermeros y de médicos, CCAA, mutualidades y los ministerios de Sanidad y Defensa, "se sientan las bases a que los distintos servicios de salud regionales puedan acomodar a su práctica asistencial la prescripción, por parte de los enfermeros, en función de lo que recoge a esta resolución".

Según se recoge en el texto, el objetivo de estas guías es definir los medicamentos, sujetos a prescripción médica, que los enfermeros pueden indicar, usar y autorizar su dispensación en determinadas situaciones y de forma protocolizada, ya sea para iniciar su uso, modificar la pauta, prorrogar o suspender el tratamiento, en un trabajo colaborativo y/o complementario "con la finalidad de proporcionar una respuesta adecuada y eficiente a las necesidades de la ciudadanía".

Para la selección de los medicamentos del listado de estas guías, se han tenido en cuenta criterios técnicos basados en la evidencia científica disponible actualmente. Se incluyen las opciones de uso preferente en el tratamiento de los síntomas y situaciones de salud a los que estas guías se refiere de acuerdo con la bibliografía aportada y considerando criterios de uso racional del medicamento y la eficacia, seguridad y eficiencia de las diferentes alternativas disponibles.

Las comunidades autónomas y resto de entidades gestoras en el marco de los centros que prestan servicios en el SNS, y las organizaciones y centros en el marco de los centros que no prestan estos servicios, desarrollarán, a partir de los contenidos establecidos en esta guía, sus propios protocolos y/o guías de práctica clínica o asistencial específicas, que definan los contextos y criterios de aplicación concretos adaptados a su contexto.

Esta guía se centra en la atención de personas que presenten heridas, cualquiera que sea su entidad o etiología, y que precisen ser atendidas mediante indicaciones o directamente por un profesional de la salud. En concreto, lesiones por presión, por humedad, úlceras venosas, úlceras arteriales, úlceras neuropáticas, úlceras neoplásicas, otras enfermedades que pueden causar heridas en la piel por enfermedades infecciosas, epidermólisis bullosa, quemaduras, traumáticas, quirúrgicas, laceraciones o dolor.

Esta es la lista de medicamentos autorizados para el uso de enfermeros en la curación de heridas: heparinoides orgánicos, heparina, enzimas proteolíticas, bromelaina, combinaciones con colagenasa, ácido fusídico, neomicina, mupirocina, sulfadiazina de plata, combinaciones con sulfadiazina de plata, metronidazol, hidrocortisona, clobetasona, butirato de hidrocortisona, betametasona, acetónido de fluocinolona, diflucortolona, fluocinónida, diflorasona, mometasona, aceponato de metilprednisolona, beclometasona, aceponato de hidrocortisona, fluticasona, prednicarbato, clobetasol, hidrocortisona con antibióticos, triamcinolona con antibióticos, dexametasona con antibióticos, betametasona con antibióticos, fluocinolona con antibióticos, beclometasona con antibióticos, fluocinónida con antibióticos, nitrofural, nitrato de plata y combinaciones con tul con bálsamo de perú.

Contador