Actualizado 25/02/2010 19:11 CET

Las enfermeras tienen más riesgo de sufrir el Síndrome de Piernas Inquietas por el trabajo nocturno y los turnos

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las enfermeras tienen más riesgo de sufrir el Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) debido al trabajo nocturno y los turnos rotatorios, según afirmó hoy en un comunicado el sindicato de Enfermería (SATSE)

El trabajador a turnos presenta habitualmente una distorsión en la organización de los ciclos del sueño y los descansos diurnos, ya que trabaja en horas situadas fuera de su ritmo fisiológico y psicomotriz, explicaron.

Los profesionales de Enfermería, además, desempeñan su trabajo en un ambiente de estrés derivado del contacto permanente con la enfermedad y el dolor y de la propia complejidad del contexto sanitario. Esta situación provoca fatiga y puede ser el origen, en muchos casos, de la aparición de trastornos como el SPI. De hecho, el 6 por ciento de la población española de entre 18 y 65 años sufre esta patología, índice que aumenta sustancialmente en el caso de los profesionales de enfermería, según explicó SATSE.

Por todo ello, el sindicato propone la puesta en marcha de un itinerario que mejore progresivamente las condiciones de trabajo de los enfermeros a lo largo de su vida laboral, reduciendo progresivamente los factores que provocan SPI, entre otras patologías.

"A los profesionales se les debe ofertar la posibilidad de acogerse voluntariamente a un conjunto de medidas beneficiosas en función de variables como la edad, los años de servicios prestados, el tiempo de trabajo realizando turnos de noches, festivos, fines de semana, guardias y en unidades de especial penosidad o con sobrecarga laboral" manifestaron.

Además, SATSE propone un sistema de jubilación anticipada, voluntaria y parcial para los profesionales de Enfermería, rechazando la propuesta del gobierno de ampliar la edad de jubilación a 67 años.