Actualizado 16/02/2012 17:37:46 +00:00 CET

Enfermeras para el Mundo quiere reducir la mortalidad materno-infantil de una región de Senegal

Proyecto De Enfermeras Por El Mundo En Senegal
Foto: ENFERMERAS POR EL MUNDO

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La ONG Enfermeras para el Mundo ha culminado la construcción y puesta en marcha de un puesto de salud con dispensario y módulo de maternidad en Bogal, en Senegal, con el que pretende mejorar la cobertura sanitaria y reducir la mortalidad materno-infantil en toda la región de Sédhiou, donde residen 187.155 mujeres en edad reproductiva y 70.147 niños menores de 5 años.  

   Esta iniciativa, que ha contado con el apoyo económico del Gobierno de Canarias, permitirá mejorar el acceso a la sanidad de la población en general, contribuyendo a la reducción de la tasa de mortalidad materno-infantil, que en ciertas regiones del país, registra unos índices muy elevados.

   Concretamente Sédhiou es una región donde el sistema de salud presenta mayores dificultades para cumplir dichos objetivos de desarrollo sanitario. De hecho, la mortalidad materna es de 690 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos y 1 de cada 8 niños muere antes de los 5 años.

   Para el diseño del proyecto, Enfermeras Para el Mundo, que es la ONGD de la Organización Colegial de Enfermería en España, ha contado con la participación de un grupo de destacados expertos en enfermería de familia, comunidades, salud pública, pediatría y salud materno- infantil.

   El proyecto se desglosa en tres tipos de actuaciones. Por un lado, se ha llevado a cabo la construcción, el equipamiento y la puesta en marcha de la maternidad en el municipio de Bogal y se ha facilitado el alojamiento de una matrona que será la encargada de gestionar dicha instalación.

   Por otro lado, se ha colaborado con el actual equipo clínico en la supervisión de los puestos de salud de la región, como estrategia para consolidar la descentralización de la sanidad en Sédhiou, lo que ha permitido dotar al parque móvil del equipo con un vehículo para la realización de las supervisiones sanitarias y en cofinanciar dos supervisiones anuales.

   Por último, se contribuyó a la puesta en marcha de la iniciativa 'Bajenu Gox', impulsada directamente por el Ministerio de Salud de Senegal, que consiste en la formación especializada y posterior coordinación de un cierto número de mujeres (1 por cada 1.0000 habitantes) como agente sensibilizadores en salud.