Actualizado 30/01/2008 12:35:44 +00:00 CET

Las enfermedades cardiovasculares fueron la primera causa de muerte en 2006

EP

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las enfermedades cardiovasculares fueron la primera causa de muerte en 2006, siendo responsables del 32,5% de los fallecimientos en España. En segundo lugar, estuvieron un año más los tumores, causantes de 101.669 defunciones, un 1,2 por ciento más que en 2005. En un tercer puesto, los males del sistema respiratorio, que mataron a 39.486 personas el año pasado, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística.

En total, el año pasado murieron en España 371.478 personas, 15.877 menos que las registradas en 2005. La tasa bruta de mortalidad se situó en 843 fallecidos por cada 100.000 habitantes, lo que supone una disminución del 4,1% respecto a 2005, año en el que se incrementaron las defunciones por enfermedades agravadas por el efecto de la gripe.

"Aunque año tras año las enfermedades cardiovasculares se mantienen en el primer puesto, su peso relativo en el total de defunciones sigue reduciéndose", explica el informe del INE. Estos males, que en 1980 fueron la causa principal de casi la mitad de las defunciones, han ido descendiendo mientras cobraban importancia causas como los tumores, que en 1980 representaban el 20,2% de los fallecimientos y hoy suponen un 27,37%.

Por detrás de los tumores, las causas que más vidas se cobraron en 2006 fueron enfermedades del aparato digestivo en el 5,21% de los casos, y muertes por causas "externas" como suicidios y accidentes de tráfico. Un total de 16.152 personas murieron en estas circunstancias, expone el INE.

Atendiendo al sexo, las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en las mujeres, en concreto, los males cerebro vasculares fueron la principal causa de muerte en el colectivo con un total de 19.038 defunciones. En cuanto a la mortalidad por cáncer, el de mama siguió siendo el más significativo y mató a 5.956 mujeres (un 3,4% más que el año anterior).

El cáncer de colon se mantuvo en niveles similares a los de 2005, con 4.284 fallecidas. El cáncer de bronquios y pulmón, primero en importancia entre los hombres, provocó 16.879 fallecidos por esta causa y 2.634 fallecidas. No obstante, el incremento respecto a 2005 de la mortalidad por este tipo de cáncer fue superior en las mujeres (6,7%) que en los hombres, según el INE.

En los hombres, la mayor causa de mortalidad son los tumores y, dentro de las enfermedades cardiovasculares, las isquémicas del corazón, que produjeron el año pasado 21.194 fallecimientos. En cuanto al cáncer, el segundo tipo más significativo en los hombres (después del pulmonar) fue el de colon con 5.642, que suponen un incremento de la tasa en un 1,4%, respecto a 2005. El cáncer de próstata fue responsable de 5.413 muertes, un 1,8% menos que el periodo anterior.

MENOS MUERTES POR TRÁFICO Y SIDA

Según concluye el INE, los fallecimientos por causas externas (principalmente accidentes de tráfico y suicidios) son más frecuentes en los varones. Por el contrario, las defunciones originadas por el sistema nervioso (como la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Parkinson), los trastornos mentales (demencia) y las enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas (diabetes mellitus) son más elevadas en mujeres.

Entre las causas de muerte que más descendieron en 2006 se encuentran el SIDA, con 1.320 fallecimientos, un 9% menos que en 2005, y los accidentes de tráfico, que ocasionaron 4.129 fallecimientos, un 7,7% menos que el año anterior.

El número de personas fallecidas por suicidio disminuyó un 4,9% y supuso la muerte de 3.234 personas, 2.504 hombres y 730 mujeres, lo que "supone una sobremortalidad masculina de más de 3 a 1", explica el INE.

LONGEVOS

En el año 2006, la edad media de fallecimiento se situó en 76,37 años. Las principales causas de muerte, los trastornos mentales y del comportamiento, y las enfermedades de la piel y del tejido subcutáneo presentaron las edades medias más elevadas (85 y 84 años, respectivamente). Las más bajas correspondieron a las causas externas (56,98 años).

Por su parte, la edad media de fallecimiento por enfermedades cardiovasculares y tumores, principales causas de muerte en el año 2006, fue de 80,45 y 71,78 años, respectivamente.

Asturias presentó la tasa de mortalidad más elevada y Canarias la más baja. La mortalidad está directamente relacionada con el envejecimiento de la población, y así lo reflejan los datos por comunidades autónomas.

Así, las tasas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes correspondieron a Asturias (1.166,7), Galicia (1.080,3) y Castilla y León (1.054,4). Por el contrario, las tasas más bajas de fallecidos por cada 100.000 habitantes se presentaron en Canarias (643,4), Madrid (666,1) y Ceuta (669,6).