Publicado 04/11/2021 17:26CET

Una encuesta en EE.UU. asocia ingresos bajos e ideología conservadora a reticencias a la vacuna

Archivo - Una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el COVID-19, en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona
Archivo - Una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNtech contra el COVID-19, en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

BARCELONA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la Escuela de Graduados de Salud Pública y Políticas de Salud de la City University of New York (CUNY) han liderado una encuesta en Estado Unidos que asocia tener ingresos bajos y una ideología conservadora a la falta de voluntad para vacunarse del Covid-19.

La revista 'Scientific Reports' ha publicado los resultados de la encuesta que también revelan que, entre aquellas personas que no han querido vacunarse, la mitad probablemente no cambiará de opinión, ha informado el centro impulsado por la Fundación la Caixa este jueves en un comunicado.

En total encuestaron a 6.037 adultos estadounidenses en abril de 2021 para evaluar sus actitudes hacia la vacunación: un tercio de los participantes procedía de todo el territorio de los Estados Unidos y los dos tercios restantes procedían de las cuatro principales áreas metropolitanas: Nueva York, Los Ángeles, Dallas y Chicago.

Más del 80% de los participantes está de acuerdo con que el Covid-19 representa un peligro para la salud, y la mayoría está a favor de los mandatos de vacunas para empleados y estudiantes, pero uno de cada cuatro encuestados no cree que los peligros de la enfermedad superen a los de la vacuna.

Además, el 21,4% de los participantes de todo el territorio no está dispuesto a vacunarse, frente al 19,7% en Dallas, el 11,5% en Los Ángeles, el 11,2% en Chicago y el 10,1% en Nueva York.

Así, la falta de voluntad para vacunarse es mayor entre personas con opiniones políticas conservadoras, con ingresos más bajos y entre las que no han sido infectados por el virus, mientras que las personas que han sufrido la enfermedad en su hogar muestran una fuerte motivación para aceptar la vacuna.

Por otro lado, el nivel educativo, la raza, la edad y el sexo no parecen influir de manera "importante" en el nivel de aceptación de la vacuna, según la encuesta.

Contador