USP San Camilo, primer centro privado con aféresis terapéutica para la hipercolesterolemia familiar

Actualizado 18/07/2012 13:15:53 CET
FRESENIUS

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital USP San Camilo ha sido el primer centro privado en España en incorporar por primera vez la aféresis terapéutica para la hipercolesterolemia familiar, trastorno genético hereditario que impide al cuerpo eliminar por sí mismo la lipoproteína de baja densidad --colesterol LDL-- de la sangre, y que afecta a unos 8 millones y medio de personas en España.

Para la mayoría de ellos, los niveles de colesterol se pueden controlar mediante una dieta apropiada, ejercicio y medicación pero, en los casos en los no se observa una respuesta adecuada a los fármacos cuando la persona ha cambiado sus hábitos de vida, es necesario realizar una aféresis terapéutica.

Esta terapia clínica consiste en separar los componentes de la sangre mediante dispositivos automáticos diseñados específicamente para esta función. En una sesión se reducen los lípidos que contiene la sangre, de forma que el colesterol se sitúa en unos límites adecuados y se consigue evitar la aparición de accidentes cardiovasculares.

Asimismo, es un tratamiento indoloro y seguro que se efectúa mediante una máquina que realiza una circulación extracorpórea de la sangre, en cuyo tránsito se le hace pasar por unas columnas de filtrado que retienen el exceso de lípidos. El proceso dura en torno a las dos o tres horas y las sesiones se realizan de forma ambulatoria, sin requerir ingreso.

"Una vez finalizada la sesión puede hacer su vida normal pero con la tranquilidad y la confianza de que su colesterol ha descendido a niveles adecuados. Está comprobado que tras una sesión aferética la reducción del LDL es en torno al 73 por ciento. La frecuencia de las sesiones las establece el especialista teniendo en cuenta las características y el historial de cada paciente", ha asegurado el experto en riesgo cardiovascular del Hospital USP San Camilo de Madrid, José Antonio García Donaire.

Los pacientes más indicados para recibir la aféresis terapéutica son, por tanto, aquellos que padecen una hipercolesterolemia familiar y a pesar de llevar una vida equilibrada, comer equilibradamente, realizar ejercicio físico y estar medicado por prescripción facultativa, su organismo no responde y sigue teniendo unos niveles de colesterol LDL en sangre alto. Además, estas personas suelen tener otros factores de riesgo como diabetes, hipertensión, tabaquismo o estrés.

El tratamiento se ha realizado en más de 100.000 pacientes en el mundo, entre ellos de Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido.