Las empresas de tecnología sanitaria piden participan en los nuevos modelos de gestión sanitaria

Actualizado 17/10/2012 16:44:05 CET
FENIN

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los máximos representantes de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) han reclamado su participación en los nuevos modelos de gestión que necesita el Sistema Nacional de Salud (SNS) para salir de la crisis, durante el XVIII Encuentro del Sector de Tecnología Sanitaria 'Impulsando el futuro de la sanidad', organizado por esta entidad y ESADE, que se ha celebrado en Madrid.

Según ha reconocido el presidente de esta entidad, Daniel Carreño, los recientes cambios promovidos por las administraciones públicas, la deuda acumulada con los proveedores sanitarios y el aumento del IVA del 8% al 10% son factores que han puesto en riesgo la viabilidad de las compañías del sector y su inversión en innovación.

"Nos encontramos en un momento especialmente delicado", ha reconocido, al tiempo que propone "encontrar soluciones que partan del diálogo para introducir cambios estratégicos que garanticen la supervivencia del sistema sanitario".

En este sentido, la secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel, ha añadido que se deben buscar nuevos modelos de gestión en sanidad en los que "la participación de la industria de tecnología sanitaria es clave".

"Resulta imposible imaginar la asistencia sanitaria sin las innovaciones tecnológicas puestas a disposición de la medicina, ya que Éstas permiten mejorar la calidad y la esperanza de vida de los pacientes", ha apuntado Carreño.

No obstante, ambos han apuntado que el valor de la innovación tecnológica en el entorno sanitario se ve condicionado por el uso de la misma en la práctica clínica, lo que hace necesario que los profesionales sanitarios, gerentes hospitalarios y administradores del sistema introduzcan cambios organizativos y estructurales que consigan resultados coste-efectivos.

Según Alfonsel, "la industria contribuye a la sostenibilidad del sistema trabajando para cubrir las necesidades de pacientes y profesionales sanitarios, facilitar estudios de coste-efectividad mejorando los estándares de transparencia; todo ello en el marco del entorno económico actual".