Solta Medical presenta Clear+Brilliant, un tratamiento médico que aporta luminosidad a la piel

Actualizado 18/10/2012 19:48:01 CET

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Solta Medical acaba de presentar un tratamiento específico para aportar luminosidad a la piel, es un tratamiento láser sin efectos secundarios y sin necesidad de tiempo de reposo, por eso, recuerdan, "es el tratamiento perfecto para lucir una piel impecable y luminosa en Navidad",

"Tres sesiones bastan para iluminar la piel y estar radiante en las fiestas", afirman. Su tecnología es similar a la del láser Fraxel pero con una potencia media-baja que renueva la capa superficial de la piel desde el interior.

Concretamente, se trata de un láser fraccionado, mínimamente invasivo, específico para mejorar la textura y el tono de la piel, cerrar los poros y estimular la producción de colágeno. Es un láser fraccionado de Diodo pensado para personas de vida activa que quieren lucir una piel bonita sin necesidad de retirarse de la vida laboral.

En cada sesión se cubre aproximadamente un 10 por ciento de la superficie del rostro, funciona creando millones de microscópicas zonas de tratamiento sobre la piel y sustituye las zonas dañadas de la piel por tejido más joven y saludable. Como en los tratamientos con láser fraccional, la piel sana que permanece intacta alrededor de la zona tratada ayuda a regenerar el resto.

El tratamiento consiste en realizar varias pasadas con el cabezal del láser por el rostro para cubrir toda el área a tratar. Después no hay que seguir ningún cuidado especial, la piel queda enrojecida apenas unas dos horas pero no hace falta retirarse de la rutina diaria. El único cuidado necesario será utilizar una crema con alto factor de protección solar.

"He visto resultados fantásticos tanto en pieles jóvenes como algo más maduras. Este láser consigue desde la primera sesión devolver la luminosidad y jugosidad a la piel y cierra visiblemente el poro. Tras la sesión, la piel estará perfecta, incluso sin maquillaje", explica la doctora Ana Molina, del centro Médico Teknon en Barcelona.

Una sesión dos semanas antes de las Navidades aportará un extra de luminosidad de forma natural, aunque si lo que se persigue es estar verdaderamente radiante, lo ideal es comenzar a mediados de noviembre, y someterse a tres sesiones con un intervalo de quince días entre cada una de ellas.