Nestlé y Chromocell Corporation buscarán nuevos ingredientes potenciadores del sabor para los alimentos

Actualizado 11/10/2012 19:28:45 CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Nestlé ha iniciado una colaboración con Chromocell Corporation, compañía estadounidense especializada en ciencias biológicas, para identificar nuevos ingredientes potenciadores del sabor para los alimentos con el que se mejorará aún más el perfil nutricional de sus productos.

De este modo, Chromocell utilizará su tecnología patentada 'Chromovert' para rastrear y detectar ingredientes que proporcionen sabores similares al de la sal y que conduzcan al descubrimiento de nuevos sabores.

"Nuestra colaboración con Chromocell consiste en buscar modos de recrear los sabores que los consumidores esperan encontrar en los platos, pero reduciendo el contenido en sal", ha señalado el director de Investigación y Desarrollo de la Unidad Estratégica de Negocios de Alimentación de Nestlé, Sean Westcott

La colaboración de Nestlé con Chromocell, que se desarrollará durante los tres próximos años, se suma al trabajo que la compañía lleva realizando ya desde hace años para reducir el contenido en sal de sus productos a escala global.

De esta forma, durante la última década, Nestlé ha reducido en más de 12.000 toneladas el contenido en sal de sus productos alimenticios a escala global. "En última instancia, queremos ofrecer a nuestros consumidores mayores opciones de productos con bajo contenido en sal para que puedan cocinar diariamente comidas sabrosas y apetitosas para ellos y sus familias", ha señalado Westcott.

El sodio, que se halla en la sal, es importante para controlar la cantidad de agua en el cuerpo, mantener estable el pH de la sangre, transmitir los impulsos nerviosos y ayudar a la contracción muscular.

Las sales sódicas están presentes en prácticamente todos los alimentos en mayor o menor medida, siendo la ingesta elevada de sodio un riesgo para la salud. Así, la Organización Mundial de la Salud (OMS)recomienda que los adultos no consuman más de una cucharilla de sal al día.