Los empresarios de ambulancias defienden la gestión privada concertada como fórmula de gestión del transporte sanitario

Ambulancia
ARCHIVO
Publicado 18/03/2019 12:13:31CET

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación Nacional de Empresarios de Ambulancias (ANEA) ha defendido la gestión privada concertada por ser la "mejor fórmula de gestión" del transporte sanitario, recordando que este servicio siempre ha estado gestionado así por parte de las administraciones.

"Nuestros trabajadores siempre han sido valorados por las empresas, usuarios y resto de profesionales de la sanidad, como uno de nuestros mejores activos. Fruto de ello, tenemos un alto índice de antigüedad, que es el mejor ejemplo de nuestra satisfacción con el trabajo realizado", ha dicho la organización.

Además, prosigue, los trabajadores tienen en su mayoría contrato de trabajo fijo y poseen la certeza de que cuando cambia la empresa concesionaria, seguirán subrogados a la siguiente, gracias a los acuerdos alcanzados en los convenios colectivos estatal y autonómicos.

En este sentido, ANEA ha señalado que cuando un servicio se hace público y los trabajadores del sector pasan a una sociedad de capital público, administración, fundación, siempre de titularidad pública, no tienen garantizada la continuidad en sus puestos de trabajo.

"Como tantos otros trabajadores de otros servicios reconvertidos en públicos, se verán en el limbo de los indefinidos no fijos, y deberán someterse a un proceso de selección para ganarse un puesto que ya venían desempeñando, eso sí, siempre que tengan el nuevo título de Grado Medio de Formación, debiendo competir desde cero en un proceso de oposición al que se pueden presentar miles de candidatos con los mismos requisitos", ha dicho la federación.

Desde la patronal, prosigue, "siempre" se ha trabajado "intensamente" con sindicatos e instituciones para profesionalizar el sector, establecer una normativa (ya que era bastante deficiente), conseguir que formativamente fuera para profesionalizar el sector, establecer una normativa (ya que era bastante deficiente), conseguir que formativamente fuera un grado medio de formación profesional y convalidar a los trabajadores existentes para que nadie quedase excluido con la nueva normativa.

"Creemos que entre todos se ha realizado una gran labor. Sin duda, no hemos llegado a todos los objetivos, pero para ello seguimos trabajando. El continuo aumento de las necesidades de servicio, hace necesario incrementar los presupuestos para garantizar su viabilidad, mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, ampliar las plantillas e invertir en vehículos y equipamientos. En ello estamos. Esperamos contar con la complicidad de todo el mundo para conseguirlo. Aquí no sobra nadie", ha zanjado.