Publicado 14/07/2021 16:31CET

La EMA y el ECDC piden a los ciudadanos europeos que se vacunen ante la propagación de la variante Delta

11 July 2021, Spain, Calafell: A nurse administers the first dose of Pfizer-BioNTech COVID-19 Vaccine to a woman at the Calafell Vaccination Center. Photo: Ramon Costa/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
11 July 2021, Spain, Calafell: A nurse administers the first dose of Pfizer-BioNTech COVID-19 Vaccine to a woman at the Calafell Vaccination Center. Photo: Ramon Costa/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Ramon Costa/SOPA Images via ZUMA / DPA

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) han instado a los ciudadanos europeos a vacunarse contra la COVID-19.

"Esto es especialmente importante teniendo en cuenta la propagación de la variante Delta del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, la necesidad de proteger a los ciudadanos, especialmente a los que corren el riesgo de padecer la COVID-19 grave, y el deseo de abrir nuestras sociedades y relajar las restricciones", han explicado a través de un comunicado.

La variante Delta (B.1.617.2) es una variante preocupante que se está extendiendo rápidamente en Europa y "puede obstaculizar seriamente los esfuerzos para controlar la pandemia", advierten estos dos organismos europeos. La evidencia científica sugiere que es entre un 40 y un 60 por ciento más transmisible que la variante Alfa (identificada por primera vez en Reino Unido), que fue la primera variante importante que suscitó preocupación en la UE. "Además, la variante Delta puede estar asociada a un mayor riesgo de hospitalización", advierten.

El ECDC estima que a finales de agosto la variante Delta representará el 90 por ciento de todos los virus del SARS-CoV-2 que circulan en la UE. "Esto hace que sea esencial que los países aceleren los programas de vacunación, incluida la administración de segundas dosis cuando se recomiende, y que cierren las brechas de inmunidad y las oportunidades de que sigan apareciendo variantes, lo antes posible", insisten.

En este sentido, defienden que a medida que la variante Delta se extiende cada vez más, se vuelve más importante la necesidad de completar la vacunación con las dos dosis. "Las pruebas preliminares sugieren que se necesitan las dos dosis de una vacuna COVID-19 de dos dosis para proporcionar una protección adecuada contra la variante Delta", justifican.

Junto a esto, argumentan que otras medidas como el uso de mascarillas y el distanciamiento social "deberán mantenerse a un nivel suficiente para contener la transmisión comunitaria de la variante del Delta hasta que una mayor parte de la población esté totalmente vacunada, a fin de evitar un resurgimiento de los casos con un posible aumento de las hospitalizaciones y las muertes".

"DEMASIADO PRONTO" PARA SABER SI HABRÁ DOSIS DE REFUERZO

Por otra parte, en relación a 'mezclar' vacunas, la EMA y el ECDC aseguran que "no están en condiciones de hacer ninguna recomendación definitiva". "No obstante, los resultados preliminares de los estudios realizados en España, Alemania y Reino Unido sugieren una respuesta inmunitaria satisfactoria y ningún problema de seguridad. Se esperan más datos en breve, y la EMA seguirá examinándolos a medida que estén disponibles", añaden al respecto.

Sobre la dosis de refuerzo, indican que "actualmente es demasiado pronto para confirmar si será necesaria una dosis de refuerzo para las vacunas contra la COVID-19 y cuándo, porque todavía no hay suficientes datos de las campañas de vacunación y de los estudios en curso para comprender cuánto durará la protección de las vacunas, teniendo en cuenta también la propagación de las variantes".

"Sin embargo, en caso de que se necesiten dosis de refuerzo, la EMA y el ECDC ya están colaborando entre sí y con los grupos nacionales de asesoramiento técnico sobre inmunización. Cualquier nueva evidencia que esté disponible sobre este tema se revisará rápidamente. La EMA también se está comprometiendo con los desarrolladores de vacunas para coordinar la presentación de estos datos. Esto debería garantizar que los pasos reglamentarios para permitir la posibilidad de utilizar una dosis de refuerzo puedan llevarse a cabo lo antes posible en caso de que sea necesario", sostienen.