EE.UU.- Un nuevo fármaco para el estreñimiento aprovecha los procesos naturales del organismo

Actualizado 10/05/2011 20:04:33 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Clínica Mayo en Estados Unidos han desarrollado un nuevo medicamento para aliviar el estreñimiento y sus desagradables síntomas mediante el aprovechamiento de los procesos naturales del organismo. El trabajo se ha dado a conocer durante la conferencia internacional de la Semana de la Enfermedad Digestiva 2011, que se celebra en la ciudad estadounidense de Chicago.

El fármaco, llamado A3309, se dirige a los ácidos biliares de reciclado del organismo. Los ácidos biliares, creados por el hígado y liberados al sistema digestivo, ayudan en la descomposición de las grasas y su absorción por el organismo.

Los ácidos biliares son también laxantes naturales que promueven los movimientos intestinales al ablandar las heces y acelerar su movimiento hacia el colon. Durante la digestión, la mayoría de ácidos biliares son reabsorbidos en los intestinos delgados para su reciclaje, lo que deja poca cantidad de ellos para su filtrado en el colon para facilitar los movimientos intestinales.

El fármaco A3309 funciona al inhibir la absorción de ácidos biliares en el intestino delgado, permitiendo que más ácidos biliares entren en el colon para estimular los movimientos intestinales.

Según explica Michael Camilleri, responsable del estudio, "el medicamento es un nuevo sistema que permite la administración al colon de sustancias normales producidas por el hígado del paciente para inducir un efecto laxante".

Los investigadores evaluaron la eficacia de A3309 durante dos semanas en pacientes con estreñimiento y los resultados fueron prometedores. El fármaco aceleró el movimiento de las heces hacia el colon. Los pacientes con estreñimiento que tomaron A3309, en comparación con los que recibieron placebo, decían sentir menos tensión y un movimiento intestinal más suave.

El principal efecto secundario del fármaco fue malestar abdominal y dolor, pero Wong señala que esto ocurre principalmente antes de un movimiento intestinal, después del que el dolor y el malestar se van. El investigador señala que el siguiente paso será realizar estudios con más personas y con un tratamiento más largo.