Actualizado 26/02/2013 11:43:26 +00:00 CET

Al menos 150.000 personas mueren o sufren una discapacidad cada año por culpa de un diagnóstico médico erróneo

Consulta de farmacia hospitalaria
HOSPITAL DE VALME

MADRID, 26 Feb. (Reuters/EP) -

Al menos 150.000 personas mueren o sufren una discapacidad cada año en Estados Unidos por culpa de un diagnóstico médico erróneo, según ha asegurado el miembro de la Escuela de Medicina Johns Hopkins de la Universidad de Baltimore (Estados Unidos), el doctor David Newman-Toker.

El experto se ha manifestado en este sentido a raíz de un estudio realizado por el Houston VA Health Services Research and Development Center of Excellence (Estados Unidos) en el que se confirma que los diagnósticos equivocados o extraviados son "comunes" en los servicios de Atención Primaria.

A tenor de lo expuesto en este trabajo publicado en la edición 'on line' de la revista 'JAMA', estos fallos médicos "pueden poner a algunos pacientes en riesgo de complicaciones graves". Sin embargo, la atención para corregir errores siempre ha estado centrada "en la cirugía y en la prescripción de medicamentos", sostienen.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos se han valido de los registros electrónicos de salud para el seguimiento de 190 errores de diagnóstico realizados durante las visitas a Atención Primaria en un centro de salud. En estos casos el paciente fue hospitalizado con un mal diagnóstico "o se presentó de nuevo en la sala de emergencias en un plazo menor al de dos semanas", explican.

LAS DIFICULTADES SE ORIGINAN EN LOS SÍNTOMAS COMUNES

Algunas de las patologías que no fueron diagnosticadas y que fueron sustituidas por otras erróneas fueron "neumonía, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal y cáncer. Cada una de ellas, representó entre un cinco y un 7 por ciento del total de detecciones fallidas.

Pormenorizando en los datos de este trabajo, de los 190 pacientes mal diagnosticados, "36 sufrieron daños graves y permanentes y 27 murieron", exponen. Estos errores se debieron principalmente a una de las mayores dificultades para hacer un diagnóstico preciso, los síntomas comunes como "el dolor de estómago o la dificultad para respirar", afirman.

A juicio del miembro de este centro de investigación tejano y autor principal del estudio, el doctor Hardeep Singh, otra dificultad hallada a la hora de diagnosticar por parte del facultativo es la no existencia de una historia clínica precisa.

Ante todo ello, los expertos apuestan porque el paciente no abandone la consulta del médico creyendo que todo está solucionado. Por ello, sostienen que es importante que si aparecen síntomas nuevos o los anteriores empeoran, acudan de nuevo al centro.